billiards11024
Versos del insomnio /
Víctor M. Jiménez

La bola rueda por el tapiz,
choca -con un sonido seco- contra sus vecinas
y desaparece, tragada por un agujero ineludible.
Fuera está helando,
pero el calor de estos muros guarda la risa,
los secretos de las altas horas
y cierto sabor a whisky barato.
Con los dedos manchados de tiza azul, toma el taco,
apunta,
golpea
y las sombras engullen la bola negra.
Una moneda es suficiente para que todo retorne,
al menos hasta que el dueño, fatigado,
decida tapiar la noche.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here