MENU

La ampliación de la zona azul suscita una amplia polémica

img_1216

A las voces en contra de grupos políticos, como PSOE y Cáceres Tú, se han sumado las críticas y quejas de diferentes colectivos tanto de Cáceres como de municipios próximos.

La ampliación de la zona azul en la ciudad, que ya ha sido aprobada y pasará de tener unas 850 plazas de aparcamientos limitados a 2.070, en un nuevo perímetro acotado que abarca un anillo en el centro de la ciudad, está suscitando una amplia polémica. Numerosas voces, no ya sólo de políticos sino de muy diferentes colectivos sociales y ciudadanos, se han levantado en contra de este incremento de plazas de aparcamiento no gratuitas.

Lo que era un proyecto, ante el que muchos había venido mostrado su oposición en los últimos días, se hacia realidad el pasado jueves, cuando en el pleno municipal, con los votos a favor de PP y Ciudadanos (C’s) y la oposición de PSOE y Cáceres Tú, se aprobaba definitivamente la ampliación de la zona azul.

Por parte del PP, el portavoz del equipo de gobierno, Rafael Mateos, insistió en hacer constar que el fin de la ampliación es reducir el tráfico rodado en el centro, además de garantizar el aparcamiento para residentes “porque se consigue más rotación”. Destacó que los precios de zona azul en Cáceres “son de los más bajos de España” y reprochó la postura de la oposición ante el hecho de que “la mayor ampliación de la zona azul la ha hecho Podemos en Madrid”.

Por su parte, Antonio Ibarra, de C’s, hizo constar que su grupo ha trabajado “con principio de responsabilidad”, pues la zona azul “es una herramienta para permitir mejorar la movilidad ; al tiempo que recordó que las propuestas de Ciudadanos han permitido reducir la tarifa y el número de plazas, y que han solicitado que se aborde la modificación de la ordenanza municipal para que no se restringa el aparcamiento a tan solo dos horas.

Voces en contra

Entre las voces contrarias a la ampliación de la zona azul, las del PSOE que, a través de su concejal Andrés Licerán, criticó la medida “por ser injusta e imperfecta” y pidió que se busquen fórmulas y se estudie la posibilidad de poner un sistema gratuito de aparcamiento, pues consideran que esta ampliación, que “castiga a las personas que no viven en el centro”, se lleva a cabo “para llenar el aparcamiento privado” que se ha construido en la avenida Primo de Rivera. Y también las de Cáceres Tú, cuya portavoz, Consuelo López, no sólo votó en contra de la ampliación, sino que pidió incluso la retirada de toda la zona azul, por considerar que “no elimina el tráfico rodado y reduce el acceso a las zonas comerciales”.

La Agrupación Vecinal de Cáceres considera que la ampliación de la zona azul coincide con la necesidad de rentabilizar el nuevo parking de Primo de Rivera

El debate político sobre la zona azul se llevaba a cabo mientras en el propio salón de plenos un grupo de cacereños protestaban y proferían insultos al entender que esta medida mermará los bolsillos de las familias más necesitadas. Ante sus continuas, la alcaldesa, Elena Nevado, les llamaba reiteradamente la atención bajo amenaza de desalojar al público, lo que finalmente se llevó a cabo. La alcaldesa pidió a los agentes que desalojaran a quienes impedían la normal celebración del pleno y tomaran nota de sus insultos y actitud para dar cuenta a la Subdelegación.

Pero ya con anterioridad al pleno en el que se aprobaría la ampliación de la zona azul, la Agrupación Vecinal de Cáceres había mostrado su disconformidad con dicha medida por considerarla“demasiado drástica”y que podría atender “a un fin estrictamente recaudatorio, coincidente con la necesidad de rentabilizar el nuevo parking de Primo de Rivera”. También, que podría “afectar seriamente”a los trabajadores y residentes en las zonas del casco urbano y, en concreto, a los vecinos de muchas barriadas “que debido a las conexiones deficitarias en autobús, necesitan utilizar el automóvil particular”.

También de fuera de la ciudad

Y no solo del propio Cáceres han surgido las voces críticas ante la ampliación de la zona azul cacereña, también las ha habido de municipios próximos, como Casar de Cáceres. Su alcalde, y presidente de la Mancomunidad Tajo-Salor, Rafael Pacheco, remitía una carta a la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, para solicitar la paralización de la ampliación de la zona azul que estaba previsto aprobar en pleno, como ya se ha hecho. Según expresa en la misiva, dicha ampliación “afecta muy considerablemente” a las casareñas y casareños, y también a muchos ciudadanos y ciudadanas del resto de municipios de la Mancomunidad, “que diariamente acuden a Cáceres tanto a trabajar como a realizar gestiones de diverso tipo”, a los que, hacía constar, “la medida adoptada unilateralmente por el Ayuntamiento de Cáceres va a suponer un incremento de costes para las ya maltrechas economías familiares”.

En detalle

La división prevista para el nuevo contrato de la zona azul es de dos áreas de estacionamiento regulado bajo control horario: una zona azul, “donde se hace necesaria la alta rotación debido a su carácter comercial o administrativo”, y otra con dos subzonas (naranja y amarillo) “que será de uso exclusivo al residente, salvo excepciones”.

La duración del contrato del servicio será de 10 años más las prórrogas legales que se estimen necesarias, y su importe, 11,4 millones de euros.

Las tarifas, 0,50 euros a la hora y 3 euros la tarjeta de residente, lo que supone un descenso de las tarifas actuales, que está en 0,60 y 6 euros respectivamente. Y el horario, de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas.

El proyecto de explotación incluye poner en servicio 2.070 plazas ordinarias, frente a las 850 actuales; 69 de carga y descarga reguladas en la zona B; y 152 adicionales sólo para residentes. 

I. Bravo /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: