MENU

El último viaje del Emperador

DSC_1067

El monarca llegó a Jarandilla de la Vera el 12 de noviembre de 1556 aquejado de gota severa.

Fue un 18 de agosto de 1556, cuando Carlos V decidió abandonar definitivamente Bruselas, para retirarse al Real Monasterio de Yuste. En aquel momento, el monarca era poco menos que un despojo y ni siquiera podía sostener su pluma para escribir. Aquejado de gota severa y de reuma, los médicos del emperador insistían en que éste cambiara su dieta, para que su salud mejorara. No lo hizo. Su salud empeoró y precipitó su abdicación a favor de su hijo Felipe II.

“Sus médicos le recomendaban que siguiese una dieta estricta, pero el emperador tenía un apetito voraz, sobre todo para la carne. También le gustaba beber grandes cantidades de vino y cerveza. De este modo, sus hábitos dietéticos no fueron nada beneficiosos para reducir sus ataques de gota”, según el artículo que se publicó en la revista médica ‘New England Journal of Medicine’.

Última morada

Siglos después, la comarca cacereña de La Vera rememorará con una ruta senderista el viaje que realizó el 3 de febrero de 1557 el emperador Carlos V, desde el Castillo de los Condes de Oropesa (ubicado en Jarandilla de la Vera) hasta el Real Monasterio de Yuste; lugar elegido por el monarca para fijar su última morada. El emperador llegó a Jarandilla de la Vera el 12 de noviembre de 1556 y se alojó en el castillo de los Condes de Oropesa (actual Parador Nacional) hasta que su palacio en Yuste estuvo acabado. Llegó a Yuste el 3 de febrero de 1557.

Así, la Ruta del Emperador —una fiesta declarada de Interés Turístico Regional, que se celebrará el próximo día 1 de febrero, y que incluye además un programa de actividades paralelas— alcanza su XV edición.

La Ruta de Carlos V, que alcanza su XV edición el próximo 1 de febrero, partirá desde el Parador de Jarandilla de la Vera, y se prolongará durante diez kilómetros hasta llegar al Monasterio de Yuste

La ruta partirá desde el Parador de Jarandilla de la Vera, y se prolongará durante diez kilómetros hasta llegar al Monasterio de Yuste, situado en la localidad de Cuacos de Yuste. Obviamente, es una ruta que se puede realizar en cualquier momento del año, pero merece la pena realizar el recorrido durante este evento, para disfrutar de la gastronomía típica de la zona, de pequeñas obras teatrales que rememoran el viaje del emperador y actuaciones musicales.

Actividades

8.00 horas: apertura de los puestos de venta del ‘Pasaporte Carolino’, en las inmediaciones del Parador de Jarandilla de la Vera y en la parada de autobuses que Cuacos.
9.00 horas: se ofrecerá un desayuno con chocolate para los senderistas, en el Auditorio abierto de Jarandilla de la Vera.
10.00 horas: comienzan las representaciones teatrales que rememoran la salida del emperador, a cargo de diversos grupos teatrales.
10.30 horas: se inicia la ruta senderista, para que, alrededor de las 11.15 horas, se llegue a Aldeanueva de la Vera, donde tendrá lugar otra representación teatral a cargo del colectivo teatral de la Vera y vecinos de la zona; así como la degustación de dulces típicos.
14.00 horas: La ruta concluirá con una degustación de migas en la Plaza de España de Cuacos de Yuste para todos los senderistas, posterior al acto institucional y a la liturgia en la iglesia de Monasterio de Yuste, con la coral de Jaraíz de la Vera.

Eduardo Villanueva /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: