El proyecto de la Ronda Sur-Este sigue avanzando. El último paso ha sido la aprobación, por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, del decreto para la urgente ocupación de terrenos para posibilitar sus obras.

En concreto, el Ejecutivo autonómico ha aprobado el decreto por el que se declara urgente la ocupación de los terrenos necesarios para las obras del primer tramo, que transcurre entre la carretera EX-206 y la N-521, con una longitud de casi cuatro kilómetros.

Este tramo de la nueva Ronda de la ciudad, explicaba la portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, “es el más costoso de esta infraestructura”, ya que supone un 34% de su presupuesto global, y también el de mayor duración, pues su plazo de ejecución es de 30 meses.

Afecta al primer tramo de la obra, 3,8 kilómetros entre las carreteras EX 206 y la N 521

Respecto a su urgencia, indicó que la motiva el hecho de que el tramo afectado por estas obras “sufre graves problemas de seguridad vial” debido, fundamentalmente, a la confluencia de “factores de peligro” por el desarrollo urbano experimentado en esta zona, “produciéndose situaciones reales de riesgo”.

En cuanto a la vía proyectada, recordó que tendrá características de circunvalación, conectada con vías estatales y autonómicas, lo que permitirá que los vehículos procedentes de la N-521 (Cáceres-Trujillo) puedan enlazar tanto con el núcleo urbano de Cáceres como con las N-630 y EX-100, y otras vías.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here