Esta publicación ve la luz el 20 de noviembre, Día Internacional del Niño, ¿algún mensaje?

Un día como este debe servir para hacernos conscientes de nuestra responsabilidad con la población infantil, su bienestar y su futuro. Paradójicamente suelen ser los adultos quienes toman decisiones en su nombre y, por tanto, quienes condicionan dicho futuro; y es buen momento para recordar que Extremadura se está dotando de herramientas excepcionales (el Observatorio de la Infancia y la Familia, las ciudades amigas de la infancia…) para provocar un cambio en este sentido y permitir que su participación sea real y efectiva.

¿Cuál es la problemática infantil que más le preocupa?

Me preocupan todas…, pero soy consciente de que en muchos de los casos ya estamos haciendo esfuerzos y abordando medidas. No obstante, me provocan una enorme preocupación los menores que en algún momento pasan por nuestro sistema de protección. Tenemos que ser capaces de ofertar respuestas para que ese paso sea lo más transitorio posible, ofertando alternativas con garantías.

Uno de los asuntos en los que su departamento centra sus esfuerzos es el acogimiento familiar…

Es que la crianza en familia es el mejor modelo posible. Pertenecer a una familia potencia el desarrollo psicosocial e incluso físico de los-las niños-niñas. Es evidente que tener un referente familiar da estabilidad, y aprendizaje; que el mero hecho de vivir en una casa, con una familia que responde por ti, y no en un Centro de Menores, facilita las relaciones con los iguales, ayuda a establecer vínculos seguros y a desarrollarse emocionalmente, a normalizar el día a día…

Yo admiro y respaldo el excelente trabajo que hacemos en los Centros de Atención a Menores, pero debemos reconocer que hay un abismo entre el modelo de crianza en un centro y el de crianza familiar; y además, vivir en familia es un derecho fundamental de los niños.

“Vivir en familia es un derecho fundamental de los niños”

¿Podría resumir en que consiste el programa de acogimiento familiar?

El programa, que tiene una parte de sensibilización y captación de familias que es fundamental, es muy extenso y con actuaciones muy diversas, como formación de los profesionales para la declaración de acogibilidad y de las familias que se plantean ser acogedoras, la valoración de éstas para determinar su idoneidad, el seguimiento y acompañamiento tras el acogimiento…

¿Qué respuesta esta teniendo?

La respuesta tiene una cierta carga de subjetividad, porque siempre será menor a la que deseamos, pero hasta el momento han solicitado información 99 familias de las que han decidido continuar con el proceso 36; y 11 de éstas ya han realizado las entrevistas de valoración psicosocial, aunque hasta ahora sólo en dos casos se ha materializado el acogimiento.

Usted ha indicado que las políticas en materia de infancia tienen que ir orientadas a crear o adaptar los recursos sociales a las nuevas necesidades de los niños. En base a ello ¿diría que han variado los modelos de atención a la infancia?

Creo que sustancialmente. Hoy los modelos de atención son individualizados, intentamos orientar los programas de intervención de cada menor a sus intereses y capacidades, pero también a sus necesidades concretas. Y para lograr un objetivo así generamos programas de ocio dirigido, de formación, autonomía, atención específica, mejora de la empleabilidad…, dentro de los propios recursos del sistema de protección, pero también fuera de ellos.

En lo que no parece haber duda es en que cuando se trata de infancia el trabajo conjunto entre Administraciones es fundamental, ¿no es así?

Las problemáticas que atañen a la infancia son multifactoriales, por lo que no pueden tener un enfoque único ni un único agente transformador, y la solución está en cambiar sistemas, en el trabajo colaborativo y en actuaciones compartidas.

Todos somos, de una forma u otra, modelo, causa o consecuencia; todos, la familia, el sistema educativo, el entorno social…, formamos parte del problema y, por supuesto, de la solución.

Las colaboraciones y convenios con UNICEF son frecuentes. ¿Alguno destacado en estos momentos?

UNICEF es un agente imprescindible para nosotros. En otras ocasiones ya hemos contado el papel relevante que juega dentro del Observatorio de la Infancia y la Familia de Extremadura, y el impulso que están dando a las ciudades amigas de la infancia en nuestra Comunidad o en la organización de las jornadas de participación de la infancia; y de cara al próximo año tenemos programado un convenio que refuerce las actuaciones conjuntas y nos permita acometer las políticas de atención a la infancia de forma más enérgica y efectiva.

¿Algún otro objetivo o proyecto destacado a corto o medio plazo?

El proyecto de mayor envergadura, que se plantea a medio-largo plazo, es la atención especializada a menores con trastornos de conducta o problemas de salud mental, un proyecto muy ambicioso, de gran calado y que requiere mucho trabajo previo para poder realizarlo con calidad y seguridad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here