Captura-de-pantalla-2014-10-20-a-la(s)-09.20.21

Hay situaciones en las que se decide cambiar algo por el mero hecho de cambiarlo, sin otro objetivo que el de variar de escenario, como cuando en la casa de uno cambiamos los muebles de lugar, creando otra situación en la habitación, con lo que aparentamos que hemos dado una novedad al todo.

Si el cambio tiene alguna motivación que lo justifique, pues bien está el cambio, pero a veces las cosas no se hacen por una justificación personal, sino porque hemos oído que alguien por razones de sus conocimientos o experiencias ha dicho que las cosas son así.

Ahora en Cáceres, algunos ciudadanos se han mostrado inquietos, ante la noticia publicada en un medio local en la que se refería  la realización de unas obras que modificaban notablemente una de sus vía de más relieve  desde el punto de vista urbanístico, cuya significación le viene dada además por su antigüedad, fue programada en el año 1931 como arteria principal al ensanche de la zona del Paseo de Cánovas, para servir de enlace del mismo con la zona del Plaza de los Conquistadores, el Rodeo etc.  Esta vía urbana, surgió por la necesidad urbanística del ensanche de la ciudad que buscaba ya por entonces la ordenación de nuevas salidas y actualizaciones de Cáceres.

Esta vía urbana, surgió por la necesidad urbanística del ensanche de la ciudad que buscaba ya por entonces la ordenación de nuevas salidas y actualizaciones de Cáceres

El Profesor Antonio José Campesino, Catedrático de Geografía Urbana y Regional de la Universidad de Extremadura, en su libro “Estructura y Paisaje Urbano de Cáceres”, al referirse a ello, recoge el siguiente dato: “El nuevo centro urbano tiene su representación en el Paseo de Cánovas…el ensanche de este paseo, configuró la primera plasmación del mismo en arterias derivadas, como la Avenida de la Virgen de la Montaña y la Colonia Peña del Cura. El Paseo de Cánovas hace las veces de ruta principal de tráfico, asentamiento residencial, para clases acomodadas, pulmón verde y centro comercial, de administración, bancario y de servicios que se localiza casi exclusivamente en esta zona…”.

Con respecto a la: Avenida de la Montaña dice de ella que fue proyectada como arteria perpendicular al ensanche en 1931: con anchura de 30 m, ajardinada y remate en Plaza de los Conquistadores.

José Manuel Martin Cisneros en su libro “Cáceres en mil palabras” editado por la Cámara de Comercio e Industria de Cáceres, con motivo de su centenario recoge: AVENIDA DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA: En 1928 se hizo la explanación de tierras para una gran Avenida que se dedicó a la Virgen Patrona de la ciudad. Es una de las principales, transversal de Cánovas, uniendo este paseo con la zona de Colón”,

Hoy es una vía con características muy singulares que si se produce una modificación  en sus estructuras, habría que justificarla muy mucho. A mí me preguntó un amigo la opinión que yo tenía  acerca de la propuesta publicada, respondiendo por mi parte, que era algo que no comprendía, no veía su justificación, y que en principio no lo veía claro y  que a mí no me gustaba así de pronto esa modificación, precisaba conocerla previamente. Por ello pregunté a Elena Nevado Alcaldesa de Cáceres sobre el tema  y me contestó que el ayuntamiento no tenía tal proyecto, que además sería enormemente costoso y constituía un trabajo desarrollado por un equipo técnico en movilidad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here