La primera Bioincubadora de Extremadura entrará en funcionamiento a principios de 2019 en Cáceres, un edificio que se destinará para albergar empresas de base tecnológica para que puedan desarrollar sus actividades de I+D+I y que se ubicará junto al Centro de Cirugía de Mínima Invasión.

Así lo aseguró la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, durante la visita que realizó la semana pasada a las instalaciones de esta Bioincubadora, donde, según recogió Europa Press, afirmó que la iniciativa “representa una oportunidad única para el desarrollo de empresas biotecnológicas y del sector de las Tecnologías de la Salud, ya que se trata de “un centro de referencia puntero y muy especializado”.

“El centro está adaptado a la gestación de empresas de base tecnológica, que estarán en estas instalaciones hasta que desarrollen sus productos y servicios y puedan salir al mercado. Hemos construido un espacio idóneo para ellas, unas instalaciones pensadas para ofrecer un apoyo integral a investigadores y emprendedores”, explicó García.

Las empresas podrán desarrollar sus actividades de I+D+i y de producción de bienes y servicios relacionados con la Estrategia de Especialización Inteligente de Extremadura RIS3, tales como la biotecnología, bioquímica, biología molecular y bioingeniería, para el desarrollo de proyectos empresariales relacionados con la investigación biomédica, preclínica o biotecnológica y biosanitaria.

La previsión es incubar entre seis y diez proyectos en los próximos cuatro años, con un periodo medio de gestación de dos años para “asegurar su viabilidad y que puedan salir al mercado con garantías de éxito”. Asimismo, señaló que esta nueva dotación es la primera de otras que vendrán posteriormente, como la bioincubadora de alta tecnologías de bioeconomía y economía circular.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here