Un plan de contingencia y actuación para las residencias de mayores de Extremadura

La comunidad autónoma de Extremadura ha puesto en marcha un plan de contingencia y actuación en centros residenciales de mayores. De esta manera, se quieren evitar contagios por COVID-19 y proporcionar una atención eficaz a todas las residencias.

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha informado de este en una rueda de prensa ofrecida de forma telemática. Así, ha explicado que la región cuenta con más de 14.900 plazas residenciales, independientemente de su titularidad.

Entre las medidas que contempla el plan de contingencia, Vergeles ha detallado que los equipos de atención a los mayores se separarán en dos: uno atenderá  a los pacientes positivos y el otro a los pacientes negativos. De esta manera, los trabajadores no serán vectores de transmisión.

También, en las residencias de mayores con positivos o con síntomas se favorecerá e aislamiento en el propio centro siempre que fuera posible. Si hubiera que realizar una evacuación, se realizaría a los los negativos o los que no presenten síntomas.

Asimismo, se cancelarán las licencias y las vacaciones para incrementar la máxima disponibilidad de los profesionales que trabajan en las residencias y se incrementa las ratios de personal por parte del Sepad. Además, siempre habrá un profesional de la enfermería por turno de forma específica para los pacientes positivos. De igual modo, se incrementará el número de técnicos de cuidados auxliares de enfermería en un técnico por cada cuatro camas.

Detalles del Plan de Contingencia

Este plan tiene el objetivo de formar en acciones preventivas y de detección precoz de casos a los profesionales que trabajan en dichos centros.

Además, a dichos profesionales se les dotará de equipos de protección individual, quienes recibirán un 15% de los equipos que percibe o compra la región.

También se ha incrementado las labores de limpieza, higiene y control de síntomas en los residencias de mayores para realizar una detección precoz si se presentase algún síntoma concreto.

Asimismo, Extremadura, en base al plan de contingencia, ha pedido a todas las residencias a las que les sea posible que reserven un 10% de las plazas donde no haya positivos por si tienen alguna contingencia o necesidad de aislamiento.

Al mismo tiempo, como ha explicado el consejero Vergeles, se fomentará la formación en medidas de aislamiento en todos los centros residenciales. Lo que se busca es que, en medida de lo posible, se busca que haya el menor número de desplazamiento de pacientes positivos o con síntomas compatibles, que se quedarían siempre que fuera posible en la residencia.

El consejero ha destacado también que la comunidad extremeña también ha incrementado la capacidad de habitaciones. Para ello, se han habilitado las zonas comunes de las residencias y en todos los centros se priorizarán las tareas asistenciales.

También se está llevando a cabo una limpieza y desinfección intensiva en las residencias de mayores, en colaboración con la Delegación del Gobierno y con empresas de limpieza.

En centros con positivos se facilitará los medicamentos, la oxigenoterapia y otro tipo de material sanitario necesario para la correcta atención de los pacientes.

Además se llevará a cabo una intensificación de la actividad asistencial sanitaria por médicos de la propia residencia. Si el centro no cuenta con médicos, los profesionales de Atención Primaria, con el apoyo de los profesionales y especialistas del hospital de referencia, serán los encargados de gestionar esta labor. 

También se contará con el asesoramiento de los profesionales que trabajan en los equipos de soporte de cuidados paliativos, ya que la edad de las personas que viven en estos centros, la comodidad y la situación de dependencia en la que se encuentran algunos de ellos hacen que lo “mejor que se puede hacer” es ofrecerle una atención paliativa en algunos de los casos.

Además, y en último extremo, el plan recoge que la Junta de Extremadura intervendrá sanitariamente cuando el personal de la residencia no haya sido suficiente para poder prestar la atención sanitaria que requieren los residentes.

Centros de mayores en Extremadura

En su intervención, el consejero ha recordado que la región cuenta con 324 residencias, de las que 43 de ellas tienen algún residente positivo en coronavirus, lo que representa un 13,3% del total.

Asimismo, en 19 de estos centros han registrado algún fallecido, es decir, en algo más de un 5% del total.

De esta forma, para abordar de una manera más satisfactoria la crisis sanitaria, las residencias se han asignado a un área de salud concreta. Es decir, el Área de Salud de Badajoz tiene 39 residencias, cuatro de las cuales ha presentado algún positivo.

Por su parte, el Área de Mérida tiene 22 centros residenciales, con cinco residencias con positivos; la de Llerena-Zafra tiene 32 centros, ninguno de ellos con positivos; en Don Benito-Villanueva hay 40 residencias con siete centros con positivos; y en Cáceres hay 87 residencia con 12 centros con positivos.

Mientras, en el Área de Salud de Navalmoral de la Mata hay 27 centros residenciales con seis centros con positivos; la de Coria cuenta con 26 residencias, una de ellas con casos positivos y en la de Plasencia existen 41 centros con siete con algún positivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here