Cáceres “se vende sola”, dijo Fernández Vara durante su primera visita institucional (como presidente de la Junta) a la capital. Y las cifras parecen darle la razón: Cáceres recibió durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septiembre un total de 156.338 visitantes, lo que supone un incremento de 59.554 turistas respecto a la misma fecha del año anterior y una cifra “histórica” además de un “récord” en los datos turísticos.

Pero por mucho que el rico, extenso y cuidado patrimonio de Cáceres (más la fuerte promoción que supone un título como el de Capital Española de la Gastronomía; que más que un título y un reconocimiento, es una marca) sea un atractivo importante para los turistas, a Extremadura todavía hay que colocarla en el mapa; y no precisamente de Mérida hacia abajo.

El hecho de que Cáceres también pertenezca a diversas redes, como el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y la Red de Juderías juegan a su favor en materia de promoción.

Madrileños, franceses y chinos

En cuanto a la procedencia de los turistas, el 85% de las personas que visitan Cáceres son españolas, siendo los madrileños los que ocupan el primer lugar ya que representan el 15% del turismo nacional. Le siguen andaluces (13,5%), catalanes (11,2%), y extremeños y vascos con el 11%. Los extranjeros que más se decantan por venir a la capital cacereña siguen siendo principalmente europeos y sobre todos franceses, portugueses, polacos, ingleses, italianos y alemanes, los cuales representan en total el 75% del turismo extranjero.

El 20% procede de Estados Unidos, Argentina o México y el resto llega desde países tan lejanos como Israel, Australia y China.

Un turismo diferente al de sol y playa

Periodistas del diario británico ‘The Independent’ han recorrido Extremadura la semana pasada para realizar un reportaje sobre los atractivos turísticos de la región y que les ha llevado a conocer los enclaves Patrimonio de la Humanidad (Cáceres, Mérida y el Monasterio de Guadalupe), así como La Vera y Trujillo.

Este periódico ha elegido Extremadura para “mostrar una España diferente del estereotipo del sol y playa” a sus 10,4 millones de lectores mensuales, sumando la edición en papel y la digital.

En su itinerario por tierras extremeñas, los reporteros de The Independent cuentan con la colaboración de la Dirección General de Turismo de la Consejería de Economía e Infraestructuras y la oficina de Turespaña en Londres.

El mercado británico es uno de los principales emisores de turistas extranjeros hacia Extremadura, ya que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que casi 24.000 británicos se alojaron en establecimientos turísticos de la Comunidad Autónoma en 2014, el 10,8% de los viajeros internacionales, cifra que sólo superaron los ciudadanos portugueses (el 18,4% del total) y los franceses (el 15,3%).

En su recorrido por la región extremeña, los periodistas británicos han conocido el origen y el proceso de elaboración de productos como el jamón ibérico de bellota Dehesa de Extremadura, el pimentón de La Vera y la Torta del Casar, y también han visitado los centros históricos de Cáceres, Mérida y Trujillo, así como los monasterios de Guadalupe y Yuste, éste último, lugar de retiro del emperador Carlos V.

Este viaje de prensa ha sido cofinanciado con fondos Feder, y ha incluido una sesión práctica de cocina extremeña y una ruta de tapas por Cáceres, Capital Española de la Gastronomía 2015.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here