La bruja Circe

Salir: De la rutina del trabajo, o las relaciones y salir de los patrones de vida. Cambia tu perspectiva. Acércate a aquellas personas que nutran tus sueños más locos. No necesitas mover montañas, trasladar una pequeña piedra puede hacer maravillas.

Tocar: Saborea la sensación de las diferentes texturas. El musgo, las cortezas, las rocas y el agua. Mientras más lo hagas, te sentirás más a gusto con el placer de tocar.

Escuchar: En silencio y observa. Escucha a la gente, y lo que realmente están diciendo. Escucha la música, escucha tu voz interna, el susurro de las hojas, la llamada de amor de las ranas o los grillos y sobre todo escucha con tu corazón y aquello que el miedo hace callar.

Sentir: Siente, aunque sea el dolor, pero también experimenta el gozo. Permítete reír hasta que te duela, siente el amor, ríndete a la vida. Recuerda si no sientes no estás vivo.

Confiar: Confía, detén tus dudas. Tú y sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Si no confías completamente en ti, te conviertes en moho.

Reunir: Reúnete con los que amas. Busca la compañía, recupera tus amigos, conversa y habla, lee en voz alta para otros. Cocina y come en compañía.

Recibir: Aprende a recibir con gracias los halagos los detalles, por una vez, deja de dar y dar y dar a todos menos a ti misma. Acepta la voz que necesitas oír. Ábrete a recibir, abre tus manos para que se llenen con abundancia. Recibe todas las cosas buenas que mereces y recuerda mostrar gratitud por tu vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here