La bruja Circe

Guardianas de todos los reinos, la tierra, el agua, el fuego, el aire. Escuchen mis palabras en esta noche sin tiempo.

Por todo lo que nace, por todo lo que muere, por toda semilla que renace, Por lo que se trasforma, por los que se fueron, por los que aun caminan y luchan, por la tierra, casa y camino de los hombres, por el sol y la blanca luna, por todo el universo.

Atended a mi voz a través de la noche. Invoco ahora la protección del circulo, a través de las corrientes y las oscuras nubes, contra los espíritus oscuros, contra cualquier mal o daño. Enciendo el fuego y las velas que la velas traigan luz y que el mal arda en el fuego y quemo la sombras el pasado. Las limitaciones y dudas. Las carencias y miedo.

Por el aire que respiro, por la tierra que piso por el agua que me bendice y el fuego que me cura. Acompáñame por el camino de la loba, donde el instinto salvaje, puro, libre y sanador prevalece. Por la sagrada luna, por la raíz que nos ancla, por la escoba que barre limpia y libera, por el caldero de la alquimia y el átame sagrado que corta el mal. Que la tierra nos ampare y el agua nos bendiga.

Sabia Dama de la Luna nueva. Diosa de la noche estrellada.

Señora de las mareas: En tu honor he encendido este fuego, para transformar mal que nos ataca. En la luna escondida, cabalgare sobre los cuatro vientos, danzare sobre el fuego, beberé el agua del espíritu, descubriré mi esencia, renaceré como la semilla, reconoceré las oportunidades y transformare situaciones.

Que las energías se reviertan, de la oscuridad a la luz, de la muerte a la vida, de la semilla escondida, la planta y el fruto, que terminemos con bien este ciclo.

¡Por todo lo que fue, por todo lo que es y todo lo que será! Que así sea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here