La bruja Circe

Aunque viviendo en ciudades a veces lo olvidamos. La primavera trae para nosotros una renovación, inquietud, ganas de salir, pasear, relacionarnos. Todos sabemos de las plantas y los árboles “muertos” durante el invierno, el color gris y llega el cambio la primavera. No es raro que este fenómeno haya alentado la esperanza de un renacimiento, de una vida después de la muerte. y renazca la esperanza de que se termine una situación oscura.

Como seres conscientes de nosotros mismo y nuestro entono. Podemos observar el conjunto y sus relaciones. Observamos de forma consciente y sentimos las emociones con el subconsciente y estas dos capacidades no están separadas e intentamos llegar a un punto de equilibrio entre la una y la otra. La resurrección primaveral, contemplada en todas las religiones y costumbres y celebrada con fiestas y algarabía.

Y aunque esto nos cause inquietud, ansiedad o alergias, relaciones naturales, el reto de la vida es no escapar de ella, si empeora la ansiedad la sensación de disconformidad recuerda que es un proceso natural, no te juzgues es tu subconsciente y eso es involuntario que anhela y discrepa, sobre lo que la vida debería ser. La vida es un regalo único y está presente en cada respiración, cada latido, cada expresión de nuestros genes que determinan nuestra estructura corporal y nuestra salud y en cada conexión neuronal que permite que la experiencia de la vida y no digo que sea fácil, solo es maravillosa y emocionante, no pierdas tus instantes porque son irrepetible centra tu atención en lo que sucede momento a momento, sea fácil o difícil. Día a día la ocasión está delante de nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here