Portugal prorroga los controles en las fronteras durante 15 días más
Agentes de policía trabajan en un control en un punto fronterizo entre Portugal y España, a 5 de abril de abril de 2021, en Zarza la Mayor, Cáceres, (España). En el dispositivo, puesto en marcha entre los puntos de Monfortinho (Portugal) y Zarza la Mayor (Cáceres, España), agentes de la Guardia Nacional Republicana (GNR) y oficiales portugueses de Fronteras e Inmigración, controlan la circulación de vehículos con motivo de las restricciones impuestas que prohíben cruzar al país luso. Estas restricciones, que en un principio iban a finalizar el 6 de abril, se extenderán hasta el próximo día 19 de abril, ya que según indican desde el país vecino, esta medida ha conseguido frenar en gran medida el aumento de los contagios. Gustavo Valiente / Europa Press

El gobierno de Portugal han ampliado otros 15 días los controles en las fronteras terrestres y fluviales con España, hasta el 30 de abril, manteniendo los horarios y reglas establecidos en todos los Puntos de Pasos Autorizados (PPA).

En la frontera terrestre, la circulación entre Portugal y España continuará limitada, con solamente 18 puntos autorizados para el transporte internacional de mercancías, trabajadores transfronterizos y estacionales debidamente documentados así como vehículos de emergencia y rescate.

Así lo ha explicado el Ministerio de Administración Interna, que ha agregado que los vuelos “esenciales” con origen o destino Brasil y Reino Unido volverán a ser una realidad desde este viernes, manteniendo las medidas restrictivas al tráfico aéreo por la pandemia.

En un comunicado, el ministerio ha recordado que los pasajeros procedentes de Sudáfrica, Brasil o países con una tasa de incidencia de Covid-19 igual o superior a 500 casos por 100.000 habitantes deben cumplir, al entrar en Portugal, un período de aislamiento de 14 días. Esta lista incluye a países como Bulgaria, República Checa, Chipre, Croacia, Eslovenia, Estonia, Francia, Hungría, Países Bajos, Polonia o Suecia, naciones desde las que únicamente se permiten los viajes “imprescindibles”, ha remarcado.

Asimismo, los pasajeros de zonas con una tasa de incidencia de 150 casos o más por cada 100.000 habitantes solo pueden viajar a Portugal en casos “imprescindibles”,  que quedan definidos por la autoridad como por motivos profesionales, estudiantiles, reuniones familiares, razones sanitarias o humanitarias. En esta lista figuran países como Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Rumanía y Suiza.

El texto, que recoge el periódico diario local ‘Diario de Noticias’, enfatiza que todas las personas que lleguen a Portugal por vía aérea, menos los niños menores de 24 meses, deben presentar una prueba PCR negativa, realizada dentro de las 72 horas anteriores al momento del embarque. Si los pasajeros llegan al país sin la acreditación correspondiente, se someterán a una prueba dentro del aeropuerto, donde deberán esperar el resultado.

Por otra parte, el Gobierno de Portugal ha informado que la mayoría del país continuará hacia la tercera fase del desconfinamiento desde el lunes, día en el que comenzaron las clases presenciales para estudiantes de secundaria y de universidad, independientemente del nivel de riesgo de cada municipio.

Aunque en esta fase el Ejecutivo mantiene la petición a la ciudadanía de permanecer su casas, ya que considera necesario contener la circulación para controlar la pandemia. No obstante, los restaurantes y las cafeterías podrán reabrir para servir a sus clientes en el interior, con un límite de cuatro personas por mesa. Por su lado, en las terrazas, que ya estaba autorizado, ha ampliado el número de personas por mesa a seis, ha explicado la cadena RTP.

Además, todos los comercios y los centros comerciales, independientemente de su tamaño, también podrán subir la persiana desde este lunes, mientras que bodas y bautizos vuelven a estar permitidos, aunque con una limitación al 25% de la capacidad de las instalaciones donde se realizan estos eventos.

Más de 550 contagios

Durante la jornada, las autoridades sanitarias portuguesas han detectado 553 nuevos contagios de Covid-19 y cuatro fallecimientos a causa de la enfermedad, que han elevado el total hasta 829.911 y 16.937, respectivamente.

En el país, que se mantiene cerca de la zona amarilla de riesgo, hay 429 personas ingresadas con la enfermedad, seis más que el jueves. De estas, 101 están internadas en unidades de cuidados intensivos, ocho menos que en el balance anterior, según muestran los datos recogidos por ‘Publico’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here