Plasencia será la ciudad que más paradas ganará, según Renfe
Estación de trenes de Plasencia. - ADIF

La entrada en funcionamiento de la Línea de Altas Prestaciones en Extremadura el próximo 19 de julio supondrá un incremento en el número de paradas en las estaciones de la comunidad. Así, según Renfe, pasará de las 675 actuales a 845, es decir, 170 más, de tal manera que la localidad con mayor incremento será Plasencia, que pasará de las 27 actuales a 50.

Tras la de Plasencia la segunda estación que más paradas tendrá a partir del 19 de julio será Monfragüe-Plasencia, con un aumento de 21, pues pasará de las 43 actuales a 64.

De esta forma, 14 localidades incrementarán el número de paradas en sus estaciones, ya que la llegada del nuevo tren de altas prestaciones «beneficiará a todos los servicios», tanto a los de Larga Distancia (habrá dos diarios por sentido) como a los de Media Distancia y Regionales.

Con todo, el número total de circulaciones semanales sufrirá un incremento del 17%, al pasar de las 145 actuales a las 170 a partir del 19 de julio, según informa Renfe en una nota de prensa.

Viajes más cortos 

Este tramo de Alta Velocidad reducirá también los tiempos de viaje en todos los tramos (entre Madrid y Badajoz hasta en 51 minutos en esta primera fase de las obras). Además, Adif continúa con las obras en la línea de Alta Velocidad y los tiempos de viaje seguirán mejorando. 

Venta de billetes

Esta semana comenzará la venta de los trenes Regionales y de Media Distancia, de los que una parte ya circularán por la nueva línea, y que van a conseguir «importantes ahorros de tiempos de viaje», explica el ministerio.

La nueva línea de altas prestaciones construida por ADIF cuenta con un trazado de estructuras singulares, túneles y 28 viaductos, entre ellos, el de Almonte, uno de los puentes de hormigón con el arco ferroviario de mayor luz del mundo.

3.700 millones de inversión

La línea comienza a circular el día 19 corresponde a la Fase I, que cuenta con 1.700 millones de inversión, de un proyecto «mucho más amplio», que tendrá un alcance inversor total de 3.700 millones de euros. Además, se llevará a cabo la electrificación del tramo actual, lo cual supondrá también un aumento de la velocidad comercial, y la construcción de dos tramos más, Madrid-Oropesa y Talayuela-Plasencia, este último ya en construcción.

Renfe, como operador de la nueva línea, tiene como objetivo obtener el «máximo aprovechamiento» de esa nueva infraestructura para toda la comunidad autónoma, tanto con los trenes de Media Distancia, un servicio público subvencionado, como con los trenes de servicios comerciales, que no reciben subvención del Estado.

De esta forma, la empresa ya ha diseñado la oferta global de servicios directos y enlaces,  incluyendo un enlace por autobús que ha creado la Junta de Extremadura entre las estaciones de Plasencia y Monfragüe-Plasencia.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí