Plasencia ha destacado este año en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) las especiales condiciones que reúne la ciudad para el avistamiento de aves, así como los actos del que será el Año Sorolla, conmemorativo del centenario del paso por la capital del Jerte del pintor impresionista. Estos son sus dos ejes fundamentales para la promoción turística de la ciudad en este 2017, o lo que es lo mismo, su apuesta por un “turismo especializado”.

En el Año del Turismo Sostenible, la capital del Jerte ha incorporado a su oferta 13 puntos de Interés Ornitológico (PIO)

Así lo expusieron el alcalde placentino, Fernando y Pizarro, junto con su concejal de Turismo, Isidro Rodríguez, quien señaló en primer lugar que en este el Año del Turismo Sostenible, y para intentar atraer a visitantes del norte de Europa, “donde es muy elevada la afición a la observación de las aves”, Plasencia han incorporado a su oferta 13 Puntos de Interés Ornitológico (PIO), georeferenciados y repartidos por el casco urbano, como los de la Catedral, Santo Domingo, San Lázaro, El Cachón, La Isla…, y también periurbano, como en La Presa o Valcorchero, y donde pueden verse decenas de especies de aves, y además en cantidad.

Se trata éste de un proyecto no culminado, ya que según han explicado los responsables municipales el número de PIO del municipio podría ampliarse una vez que las aves migratorias lleguen en la primavera, algo que aún está pendiente de decidir, “pues se trataría siempre de encontrar un equilibrio para hacer un turismo sostenible”.

Complementarios

A su proyecto ornitológico, que Plasencia combina con su ya muy conocida y excepcional oferta patrimonial, se une este año el del centenario de la estancia de Sorolla en la ciudad, una efemérides que Plasencia celebrará a lo largo de 2017 con el programa ‘Sorolla en Plasencia 1917-2017’, que incluyen muy diferentes acciones, como exposiciones, conciertos…, y hasta unidades didácticas para que los niños conozcan a Sorolla y sepan que en Nueva York hay un cuadro de Plasencia. Y es que la visita de Joaquín Sorolla a la ciudad tuvo un fin concreto, pintar el cuadro de El Mercado, obra que se enmarca en la colección encargada al pintor por la Spanish Society de Nueva York para su sede de la gran manzana, y de su serie de catorce lienzos ‘Visiones de España’, pintada entre 1912 y 1919, un trabajo por el que Sorolla recibió 150.000 dólares.

Hay que señalar, además, que ambos proyectos, el ornitológico y el del centenario, se unen y entrelazan, ya que uno de los PIO se ha denominado ‘Sorolla’ el encontrarse justo en el punto en que el pintor situó al espectador de su obra, en las cercanías del Parque del Cachón.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here