IMG_0501

IU presenta una querella aludiendo a la “desprotección de menores y acoso inmobiliario” que sufren los vecinos de la zona.

El Ayuntamiento de Cáceres critica que IU Cáceres intente “politizar y judicializar” el corte en el suministro de agua que el poblado minero de Aldea Moret sufre desde hace tres meses, y ha subrayado que los vecinos “adeudan al consistorio más de 50.000 euros” desde el año 2012 en facturas del agua.

El portavoz del equipo de Gobierno, Valentín Pacheco, valora así la querella presentada por IU Cáceres, que alude a la “desprotección de menores y acoso inmobiliario” que sufren los vecinos de la zona, como argumentos principales de su denuncia, y además exigen el “restablecimiento inmediato” del servicio de agua.

Pacheco asegura que el ayuntamiento “en principio, alcanzó un acuerdo con los vecinos que acarreaba la condonación de la deuda que mantienen” y subraya que lo único que tienen que hacer los inquilinos es darse de alta en el servicio de agua, “como todos los ciudadanos cacereños”. En este sentido, Pacheco considera “lógica” que haya una propuesta por parte de la empresa Acciona de cortar el suministro.

El portavoz del PP también apunta a que varios concejales del ayuntamiento han intermediado en el conflicto que se mantiene con los vecinos, pero estos “se han negado a negociar y a firmar nada hasta que no hablaran con IU”. “Personalmente, creo que IU se equivoca al judicializar este tema, porque es una cuestión de trámite; teniendo en cuenta que además el Ejecutivo extremeño ha propuesto revisar las tuberías después de que el suministro vuelva al poblado minero”.

Pacheco asegura que si los vecinos firman el contrato pertinente “se les condonará la deuda y la Junta procederá a revisar todo el sistema de tuberías, como se ha comprometido públicamente”.

El portavoz del gobierno sí ha reconocido que en 2013 se detectó un gasto excesivo que se había producido “como consecuencia de que una explotación agroganadera había practicado un enganche a la tubería general”. Pero, según Pacheco, “me consta que tanto los técnicos del ayuntamiento como los de Acciona llegaron a cerrar todas las llaves de paso para controlar el gasto y se pudo comprobar que no había pérdidas” más allá de ese caso puntual.

“Cómo se puede hablar de acoso inmobiliario”, se pregunta Pacheco, “cuando lo único que se les pide es que se den de alta en el contrato”. “Creo que IU está perjudicando más a los vecinos con esta querella, que beneficiándoles”.

E. Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here