luis-eduardo-aute-6

No recala en Cáceres desde hace 30 años, y lo hará el próximo sábado, en el Festival Europa Sur, donde dará inicio a su nuevo tour de conciertos con la Gira Luna (de la luz y la sombra); con motivo de la aparición de “Giralunas”, un disco-vídeo en homenaje a Aute, en el que participan jóvenes artistas españoles y latinoamericanos. Será un recorrido antológico por su obra más significativa, que incluirá la proyección de un cortometraje de animación de 30 minutos titulado “Vincent y el Giraluna”.

Ofreció un concierto hace 30 años en Cáceres, en el Arco de la Estrella. ¿Se acuerda de aquel recital? ¿Por qué no ha regresado hasta ahora?

¿30 años ya? Qué barbaridad. Sí me acuerdo de aquel concierto, fue muy bonito. Bueno… no sé por qué no he regresado. Yo voy si me llaman. Si no me han llamado será porque no les habré interesado. Lo cierto es que estuve muchos años sin recalar en Extremadura porque el gobierno socialista de Ibarra me medio vetó por unos comentarios que realicé…

¿Qué comentarios fueron esos?

Pues hace mucho tiempo, presentando “La belleza”, hice unos comentarios al PSOE de Ibarra en una rueda de prensa que ofrecí en Extremadura. Y parece que no encajaron bien las críticas. (Aute ofreció un concierto en la plaza Mayor de Plasencia, en 2003, en vísperas del Martes Mayor; en aquel momento acababa de entrar en el gobierno local la alcaldesa socialista Elia María Blanco).

En estos 30 años el panorama musical se ha transformado completamente. Los festivales surgen con fuerza. ¿Qué le parece compartir cartel con músicos tan dispares como Juan Perro, Jeannette o Sínkope en el Europa Sur?

Bueno, pues es la dinámica actual. Festivales grandes, con estilos muy diversos. Me parece bien. Todo lo que sea mover la música y generar conciertos es positivo.

En la Gira Luna se incluye la proyección de un corto animado, dibujado, musicado y dirigido por Aute. Usted duerme poco, ¿no?

(Risas) Bueno… duermo poco. La verdad es que con cuatro horas tengo suficiente. Pero no es tanto dormir más o menos. Lo que hago es no ver la televisión. Tampoco tengo ordenador, ni móvil; así consigo que el tiempo se me dilate mucho.

El móvil quita mucho tiempo; se lo aseguro…

Lo veo por mis hijos, que están enganchados. Yo me he quitado de eso. Tampoco tengo tablet, ni ningún artilugio. Tengo un ordenador en el despacho, pero no lo uso; lo utiliza mi ayudante. No me falta tiempo, porque no estoy abducido por esa tecnología tan estupenda como diabólica.

El de Cáceres será el primer concierto de la gira. Háblenos un poco de cómo se articula el espectáculo.

Pues lo vamos a ver, la verdad. He pensado que lo adecuado sería realizar un concierto con las canciones más significativas y conocidas. Y son bastantes. Así que entre la proyección y la treintena de canciones, que voy a tener que reducir, obviamente, pues vamos a ver. Va a ser el primer concierto y me va a servir un poco de ensayo. Lo mismo son cinco horas (risas); no sé.

“Vivimos en un clima en el que cualquier tipo de inquietud cultural queda marginada”

Hombre, después de su actuación está programado otro concierto…

¿Todos los grupos tocan el mismo día?

No, no. Son tres días de festival…

Pues ya veremos; pero a las tres horas y pico nos vamos seguro.

Bueno. Y en este devenir por diferentes facetas artísticas, ¿Aute trabaja de forma caótica o es ordenado?

Pues trabajo por rachas. Muy encerrado en el estudio, realizando dibujos y haciendo la película. Cuando me siento saturado de un trabajo, me voy a otra disciplina. Cuando terminé la película, me puse a escribir un libro de poemas al que le faltaba dedicarle un tiempo para rematarlo… Trabajo caóticamente, pero a rachas.

Usted ha dicho que “artistas somos todos” porque nacemos con una “capacidad para ser sensibles” a una serie de aspectos. En la sociedad actual, ¿es más fácil o difícil que se desarrollen artistas?

Pues es más difícil, porque vivimos en un clima en el que cualquier tipo de inquietud cultural queda marginada. Vivimos en la apoteosis de las finanzas y la economía. Cada vez sabemos más de economía. Yo no tenía ni idea y ahora ya sé lo que es la prima de riesgo. Ahora me entero de que el ministro Wert (cuando se realizó esta entrevista Wert todavía no había sido cesado como ministro de Educación y Cultura) quiere quitar la asignatura de Literatura del Bachillerato. En fin… Hay una especia de aversión a todo lo que tenga que ver con cultura, que empieza a ser muy grave. Y siento que hay menos sensibilidad cultural, en términos generales.

“Este concierto es el primero de la gira. Será como un ensayo de más de tres horas de duración”

Quizás es porque la cultura ahora se entiende solo como puro entretenimiento…

Bueno, figúrate que en EE UU la palabra cultura no se dice: es entretenimiento, “entertainment”. Los libros, el cine… no pertenecen al ámbito de la cultura, sino del entretenimiento. Y en esas estamos. Vamos a la rémora un poco de lo que diga el Imperio.

Con el paso del tiempo, ¿Aute es más escéptico o pesimista?

Pues no soy pesimista, porque entonces no desarrollaría ninguna actividad. Pero escéptico sí. El escéptico cree que nada sirve para nada, pero sigue creando y teniendo actividad; el pesimista saca directamente la bandera blanca. Y yo no la tengo izada.

Usted ha señalado que “el gran enemigo de la sociedad es la estupidez”. Y yo me pregunto si no lo es también la ignorancia…

Pues… la ignorancia no creo que sea culpable de nada. De hecho, puede provocar el deseo de conocimiento. Pero la estupidez desecha y rechaza todo aquello que pueda aportar algún conocimiento necesario.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here