Nace No a la mina de Cañaveral para mostrar su rechazo al proyecto industrial
Cañaveral. Extremadura Turismo.

Una plataforma ciudadana contraria a la «megamina» de Cañaveral (Cáceres), ‘No a la mina de Cañaveral’, ha sido creada con el fin de advertir sobre los «enormes impactos ambientales» de este proyecto empresarial en la Comarca de Monfragüe y Las Vegas del Alagón.

Al mismo tiempo, la plataforma tiene el objetivo de llamar la atención de los políticos extremeños pidiéndoles «responsabilidades» y que «no vendan Extremadura a los caprichos de las multinacionales mineras». En esta línea, añade que la ciudadanía quiere «una Extremadura próspera pero sostenible, no un desarrollismo indiscriminado, destructivo y contaminante de la minería para el beneficio de las empresas dejando en pocos años una tierra yerma y sin futuro».

La Plataforma «No a la Mina de Cañaveral» está formada por personas que creen en el futuro de un desarrollo «limpio y respetuoso y sostenible de Extremadura, en una auténtica economía circular en la que no caben proyectos especulativos e insostenibles».

Así, según informa el colectivo, los ciudadanos están comprometidos con el medio ambiente y que creen en las actividades agrícolas, ganaderas y turísticas «responsables» que sería uno de los sectores que serían «negativamente afectados» si sale adelante esta «megamina» a cielo abierto en Cañaveral, «con embalses con residuos químicos y montañas de residuos venenosos, con inevitables filtraciones tóxicas».

En esta línea, en nota de prensa la plataforma incide en que la mina en «anteproyecto» tiene «algún pro como unos cuántos empleos a corto plazo y muchos contras como la contaminación del aire y el agua, la destrucción de los ecosistemas, los impactos sobre la fauna y sobretodo un fecha de caducidad de la explotación que una vez extraído el mineral dejará en la zona una herencia de degradación envenenada para toda la comarca».

Además, estima «importante» tener en cuenta el «grave riesgo» de perjudicar la salud de los habitantes de las diferentes poblaciones próximas. A juicio de ‘No a la mina de Cañaveral’ las actividades extractivas de minería a cielo abierto «liberan diversos contaminantes, que pueden inducir distintas enfermedades».

Alerta también de que «habitualmente estas empresas mineras actúan mediante la fórmula de extraer el mineral para posteriormente abandonar la zona alegando una suspensión temporal de la actividad o mediante la suspensión de pagos y la quiebra eludiendo de ambos modos la restauración de la mina»; y rememora el caso de Aguablanca en Monesterio (Badajoz) que «abandonó la zona sin ejecutar su restauración».

A la vez, el colectivo recuerda que las localidades y sus responsables políticos «deben proteger el interés general y el del medio ambiente de la zona», y que este proyecto «es pan para hoy, sólo para algunos vecinos, pero hambre para mañana para el conjunto de los intereses de la comarca».

Seguimiento con lupa

Igualmente, la ‘Plataforma No a la Mina de Cañaveral’ ha insistido en que va a seguir «paso a paso» la tramitación del proyecto mirando cada actuación «con lupa».

Por esta razón, se dirige a las personas interesadas y considera que las más afectadas pueden ser las que residen en la zona de influencia.

En concreto, Grimaldo que tendría la «megamina» a menos de un kilómetro de distancia, Pedroso de Acim, Cañaveral, Torrejoncillo, Portezuelo Holguera, Casas de Millán, Riolobos y Serradilla entre otros, «para que sepan de los impactos de la macro escombrera que acabaría con unas 2000 encinas, del impacto contaminante sobre las aguas subterráneas o que buena parte de los arroyos de esta zona dejarían de fluir ya que la empresa necesita grandes cantidades de agua para su funcionamiento y la actividad extractiva».

También realiza un llamamiento a los propietarios de fincas y a las personas que tienen explotaciones agrícolas o ganaderas en la zona para que se informen, ya que serían «de las más afectadas» de realizarse la mina.

Además, alerta de que el sector turístico se vería «muy afectado» al dañar «gravemente» el atractivo para el turismo rural y más teniendo en cuenta, insiste, que se afectaría «directamente» la Ruta de la Plata o Camino Mozárabe de Santiago.

Por último, el colectivo subraya su apuesta por que Extremadura siga siendo «referencia» en Europa como una región «sostenible» en la que «no tiene sentido este tipo de proyectos, que sólo responden a intereses estratégicos de las multinacionales».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here