La cuarentena en el barrio de El Junquillo suena a música clásica. Todos los días a las 12:00 h, Cristina Paredes Piris sale a su terraza con su violonchelo para tocar alguna pieza. 

Así, esta maestra de música ameniza la cuarentena en su barrio. “Un compañero de música me hablo de la iniciativa #músicaviral, que consiste en tocar cada día una partitura nueva”, afirma esta concertista, “la cuestión es que sea fácil para que todo el mundo la pueda tocar. Así que pensé, pues lo voy a hacer, por si a alguien le apetece escuchar unos clásicos”, cuenta Piris.
 
La maestra se muestra sorprendida ante el éxito que está obteniendo “Lo hice el primer día y tuvo muchísimo éxito. A la gente le encantó y ya todos los días salgo un ratito e interpreto tanto la partitura que suben los de #músicaviral, y luego la que me apetece”, narra. “Los vecinos en cuanto escuchan el primer sonido se asoman, lo graban y lo cuelgan en las redes”, dice la múscia.  “Yo creo que les gusta porque les ayuda a desconectar”.
 
Tal es el éxito de estos conciertos de música clásica que una vecina “que su balcón da para el otro lado, sale a comprar el pan a las 12:00 para poder escuchar lo que toco”. Sin embargo, a pesar de “utilizar un amplificador, no llega a todo el barrio. Lo que hago es subirlo al Facebook que tenemos todos los vecinos de El Junquillo”.
 
Además, Cristina está aprovechando para mejorar la técnica porque “hacía mucho que no tocaba y ahora en casa, me da tiempo” y se muestra encantada con alegrarle la vida a sus vecinos. es una forma muy divertida de pasar el rato y de disfrute. Es un sentimiento indescriptible cuando la gente te expresa que le ayuda y que lo disfrutan, aún con mis desafinaciones y fallos”.  Así, Cristina seguirá saliendo al balcón todos los días para deleitar al barrio con sus interpretaciones. Además… ¡acepta peticiones! 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here