_SSB4864

La polémica de la ley del aborto se extiende a todos los órganos administrativos y genera críticas entre los grupos políticos.

El debate sobre la reforma de la Ley del aborto sigue aumentando la oposición interna en el PP. El presidente del Gobierno de Extremadura (GobEx), José Antonio Monago, insiste en ser considerado el barón rojo del PP, critica abiertamente el ‘rodillo’ popular para dar luz verde a normativas que, a priori, no cuentan con el consenso de la Cámara Baja e incluso ha soliviantado a varios colectivos antiabortistas con sus últimas palabras y acciones.

Desde sus declaraciones en el mensaje de fin de año en el que expresó que “nadie puede obligar a nadie a ser madre”, el discurso de Monago ha ido escalando posiciones —con multitud de críticas por parte de la oposición, referentes al populismo del presidente extremeño— llegando a decir que en materia de aborto, “a ver si es que el más centrado del PP soy yo y los demás están un poco confuso con este tema”.

El ejecutivo extremeño ha pasado de las palabras a los hechos,  y ha registrado una iniciativa firmada por el portavoz, Miguel Cantero Calvo, que insta al Gobierno de Rajoy a “abrir un proceso de diálogo y debate con otras fuerzas políticas que conduzca a una regulación de la interrupción forzada del embarazo mucho más consensuada, acorde con la sociedad plural y escolarizada de hoy, y en consonancia con la legislación de los países de nuestro entorno”.

El PP extremeño propone la “paralización” de la ley de Gallardón

La propuesta del ejecutivo de Monago es muy clara en lo referente al tema de los plazos y establece  “la combinación racional de los plazos con la regulación específica de supuestos como las malformaciones, embarazos de menores o violaciones”. De esta forma, el Gobierno de Monago solicita la “paralización de la ley” y no avanzar en la tramitación de la nueva normativa de Gallardón, hasta que existe un consenso político.

Hay que señalar que el PP de Monago en ningún caso respalda la ley de Zapatero, aun vigente, y asegura que la reforma de 2010 “tampoco contó con el suficiente debate previo” y que la actual normativa propuesta por el Ejecutivo de Rajoy “corre el mismo riesgo de resultar una ley efímera” por la falta de consenso.

De hecho, el PP extremeño defiende que “no se debe aprobar la ley en estos términos”, pero no que renuncie a su reforma.

Indignación de los colectivos antiabortistas

Si el Foro de la Familia exigió a Monago el pasado 2 de enero que se disculpara por defender el derecho al aborto, asegurando que ve ‘”indigna” la conducta del dirigente del PP (“por haber atribuido a los extremeños una opinión sobre el aborto que muchísimos de ellos no comparten”), en esta ocasión ha sido el colectivo antiabortista +Vida ha recordado que con la reforma de Gallardón “se protege por primera vez” en el ordenamiento jurídico español “la vida del concebido” y “se considera a la mujer como víctima de la tragedia del aborto”.

La expulsión de un diputado socialista del pleno del Parlamento provoca tensión en el hemiciclo extremeño

“Los jóvenes, señor presidente, no queremos heredar una sociedad en la que se destruya más de 300 vidas humanas al día a causa del aborto” concluye la carta abierta difundida por el colectivo a los medios de comunicación.

“Falso discurso”

Continuando con las críticas vertidas por el PSOE extremeño contra la postura de Monago, el partido de Fernández Vara asegura  que ‘barones’ del PP como Monago o Feijóo buscan “allanar el terreno” a Gallardón.

El PP regional defiende que “no se debe aprobar la ley en estos términos”, pero no que renuncie a su reforma

Tras afirmar que tanto Monago como Feijóo están planteando “un falso discurso” sobre la citada reforma del aborto, ha considerado que ambos ‘populares’ pretenden mediante una “falsa presión” que Gallardón “de alguna manera ceda en la cuestión de las malformaciones fetales”, al tiempo que ha añadido que en realidad “al final el problema de fondo” va a seguir existiendo, en palabras de la diputada del PSOE en el Parlamento extremeño, Isabel Gil Rosiña.

[toggle title_open=”Nevado apela al “voto libre” y “en conciencia”” title_closed=”Nevado apela al “voto libre” y “en conciencia”” hide=”no” border=”yes” style=”white” excerpt_length=”0″ read_more_text=”Leer más” read_less_text=”Leer meno” include_excerpt_html=”yes”]

_MG_5109

El debate sobre la reforma del aborto también ha llegado a la administración local y ha sido protagonista del primer pleno municipal del Ayuntamiento de Cáceres.
La senadora del PP y alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, se ha postulado a favor del “voto libre” y “en conciencia” en la reforma de la Ley del Aborto porque “hay que respetar la libertad de pensamiento y religiosa”, al tiempo que ha abogado por el “diálogo” que también propugna el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, y otros líderes ‘populares’.
En este sentido, la senadora ha anunciado que cuando tenga que votar sobre este asunto en la Cámara Alta lo hará en base a su “libertad ideológica y religiosa”, algo que pertenece, ha dicho, “a su intimidad” y ha vuelto a insistir en la búsqueda de un consenso en este asunto.
El consistorio (con la mayoría absoluta del PP) ha rechazado, no obstante, una moción socialista contra la reforma de la citada ley.[/toggle] [toggle title_open=”“Circo” en la Asamblea” title_closed=”“Circo” en la Asamblea” hide=”no” border=”yes” style=”white” excerpt_length=”0″ read_more_text=”Leer más” read_less_text=”Leer meno” include_excerpt_html=”yes”]

_SSB2361

Al tiempo que el grupo popular extremeño rechazaba una moción a propuesta del PSOE sobre la reforma de la Ley del Aborto, después de que en hasta tres votaciones se haya producido un empate a 32 votos, y después también de que durante el pleno haya sido expulsado del hemiciclo un diputado socialista, Antonio Rodríguez Osuna, que con su voto hubiera podido permitir que la iniciativa en cuestión saliese adelante.
Según ha explicado Fernando Manzano en el pleno, la expulsión del diputado socialista se ha producido porque cuando le ha realizado la advertencia, éste “se ha tocado la cara” como “diciendo que vaya ‘jeta’ que tiene esta presidencia”, lo que supone “una falta de respeto a la presidencia de la Cámara”.
Considera el diputado socialista que su expulsión se ha realizado “premeditadamente” para “impedir” que vote sí a las iniciativas de PSOE e IU que pedían la retirada de la reforma de la Ley del Aborto, lo que ha calificado de “atraco a la democracia”.
Otros partidos de la oposición también se han hecho eco de este altercado, como es el caso de los regionalistas de Prex-Crex, que consideran que el “circo” montado en el pleno de la Asamblea solo busca réditos “electorales”.
Por su parte, IU- Extremadura lamenta “profundamente” el “espectáculo bipartidista” de PP y PSOE en las votaciones en la Asamblea sobre el aborto.[/toggle]

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here