La bruja Circe

Se acercan los días de la primavera en los que los jóvenes siente el apremio del amor y los ancianos la nostalgia del mismo. Entre los dos están los días de lucha que a veces nos separa de los que amamos amigos familias, parejas y son tiempo de soledad por eso hemos de hacer propósito de recuperar y no perder jamás, el amor por nosotros mismos, de amarnos y cuidarnos física y emocionalmente cada día. Este es el mantra a repetir:

Me Amo, por todas las veces que nadie me amó.

Me Respeto, por todas las veces que nadie me respetó.

Me Acepto, por todas las veces que la gente me juzgó.

Me Abrazo, por todos los abrazos que me faltaron.

Me Beso, por todos los besos que no me dieron.

Me Apoyo, por tantos duros momentos que pasé yo sola.

Me Levanto, por tantas veces que me caí.

Me Aplaudo, por tantas veces que me levanté.

Y Sonrío, por tantas veces como lloré.

Pero, sobre todo, aunque tarde en darme cuenta, me perdono por haber creído que todo lo que necesitaba, estaba fuera. Ahora sé que no es así, se que a quien más necesité siempre fue a mí misma. Fuero años que pesaron, pero que hoy que lo entiendo no me juzgo y se vuelven más ligeros. Ahora he vuelto a casa. Ahora estoy en mi, me amo y me cuido cada día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here