Luis Salaya avanza medidas más duras si la situación en Cáceres no mejora
El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, en una rueda de prensa - EUROPA PRESS - Archivo

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, no descarta adoptar medidas más duras en la ciudad si el número de contagios no baja. Hay que recordar que en la última semana, del lunes 21 y hasta el lunes 28, se han notificado 439 nuevos casos de coronavirus.

Además, el alcalde ha insistido en que las medidas adoptadas el pasado sábado día 26 no surten efecto de forma inmediata, sino que hay que evaluar los resultados en siete días, tal y como explicó el consejero de Sanidad, José María Vergeles, y será entonces cuando se decida si se adoptan o no medidas más restrictivas.

Con respecto a las declaraciones del Colegio de Médicos de Cáceres, cuyo presidente  consideró “insuficientes” las medidas adoptadas el pasado sábado, Salaya ha declarado que respeta su opinión pero ha insistido en que los resultados “se verán en los próximos días”. “Si en unos días se interpreta que las medidas eran demasiado ‘light’ pues habrá que aplicar medidas más restrictivas”, ha dicho. 

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura decidió el pasado sábado reducir el aforo, desde el 40 hasta el 30%, tanto en los comercios como en bares y restaurantes durante los próximos siete días en la ciudad de Cáceres.

Sin embargo, la medida no afecta a las terrazas y veladores, que continúan en un 50% de ocupación. Además, los establecimientos cierran al público entre las 18:00 y 20:00 horas y están prohibidas todas las competiciones deportivas de ámbito privado con público.

“La situación de Cáceres no es buena”

“La situación de la ciudad no es buena y la necesidad de moderación de los vecinos es fundamental en estas fiestas”, ha espetado Salaya, que ha vuelto a apelar a la  responsabilidad a la ciudadanía.

Sobre la Nochebuena, el alcalde ha informado de que ha habido intervenciones y en esta semana la Policía Local ha interpuesto un “alto número de sanciones”, que todavía que se están procesando. Ha destacado también que las multas no son solo a establecimientos hosteleros sino también a vecinos de forma individual.

Sin embargo, la ciudadanía ha tenido “muy buen comportamiento” porque no se han visto escenas de otros años, “ya que ha habido poca gente en la calle, había espacios en las terrazas y ha habido responsabilidad en la mayoría de los hosteleros con un cumplimiento estricto de las normas”, ha declarado.

El alcalde ha indicado que algunos establecimientos hosteleros han ido, incluso, “más allá del deber” y han cerrado durante el día de Nochebuena ante el miedo a no poder cumplir con las normas o a que se les desbordase el local.

“Les agradezco este gesto porque era mucho más de lo que se les pedía”, ha dicho el alcalde, que aplaude el comportamiento “enormemente responsable” de los empresarios del ocio cacereño.

Con respecto a la Nochevieja, Salaya ha avanzado que se adoptarán las mismas medidas de seguridad y vigilancia policial que en Nochebuena para el cumplimiento de la normativa. Igualmente, ha añadido que se espera “menos afluencia de gente”, porque no hay tanta tradición de salir a la hora de las cañas.

De todas maneras, ha insistido en que “no se puede salir de copas en Nochevieja” porque hay toque de queda y después de las uvas “todo el mundo” debe permanecer en sus casas, ha advertido el regidor cacereño a preguntas de los medios sobre esta cuestión antes de mantener una reunión con dos de las empresas que tienen proyectada la construcción de plantas fotovoltaicas en la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here