Captura-de-pantalla-2014-04-04-a-la(s)-15.50.56

El ayuntamiento negocia la apertura de nuevos recursos turísticos e inicia una campaña para eliminar grafitis.

El Ayuntamiento de Cáceres negocia con Caja Extremadura para poder abrir al público los restos romanos del palacio de Mayoralgo, que fueron hallados en 2001 durante la obras de rehabilitación para convertirlo en sede de la institución financiera.

Además, el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica también quiere hacer visitable dos torres de la parte antigua: Espaderos (que data del siglo XV) y Torre Mochada (del XIII), ubicada cerca de Santa Clara. La Comisión Ejecutiva ha visto también el proyecto de viabilidad de apertura al público del oratorio de San Pedro de Alcántara y de la Torre de las Cigüeñas y se ha avanzado en la firma de sendos convenios para hacer posible sus visitas por parte de turistas y cacereños.

Plan de eliminación de grafitis

Una de las actividades que también se han puesto encima de la mesa es un plan para eliminar los grafitis de las paredes de edificios, tanto de la zona intramuros como de los alrededores incluidos en el Plan Especial de Protección y para ello, ya se ha llevado a cabo una prueba en el Palacio de Montenegro, situado en la Plaza de la Concepción, con una máquina nueva especializada en el borrado de pintadas.

La alcaldesa ha explicado que dentro de este proyecto se contempla una campaña de sensibilización en los colegios, a través de la Consejería de Educación y Cultura, para explicarle a los chavales el deterioro que produce en el patrimonio este tipo de pinturas indiscriminadas y además se realizará una labor de vigilancia por parte de la Policía Local para evitar que se produzcan y hacer cumplir la ordenanza municipal que los regula.

En el apartado de limpieza de los grafitis que ya están hechos se van a “buscar fórmulas” para ayudar a los propietarios de los inmuebles en la eliminación de esas pintadas porque, como ha recordado la regidora cacereña, “los responsables de mantener el decoro de los edificios son los propios propietarios”, aunque se estudia algún tipo de subvención para aminorar los gastos que conlleva la limpieza de fachadas.

E. Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here