grecia-fantastica

De Cáceres de toda la vida /
JOSÉ MARÍA SAPONI

Lo de Grecia, es preocupante y a España le afecta de manera directa, por su condición acreedora al avalar una cantidad importante de euros, que le adeudará Grecia si no paga. Medio año después de llegar al poder, Syriza ha abocado a Grecia a un corralito, Tsipras decidió levantarse de la mesa de negociaciones y convocar un referéndum, aconsejando a los griegos el rechazo del acuerdo con Europa- no sé si con ello quería dar la impresión de que a Grecia le gusta vivir de prestado, retrasando así su obligación de pagar, y “plantar cara”, con la amenaza de “o nos dais lo que pedimos, o se terminan las negociaciones”, buscando el amparo del pueblo soberano, al que preguntan con doble intención.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que el acuerdo con Grecia es “razonable” y “equilibrado” siendo consciente de que España aportará cerca de un 12% de ese nuevo rescate, que ya será el tercer rescate griego, que lo pagarán los países avalistas de la zona euro, a través del Mecanismo de Estabilidad Financiera, organismo creado para asistir a los países en crisis, que se encarga de buscar dinero en los mercados internacionales, a bajo interés porque posee la máxima calificación crediticia debido al respaldo de las principales economías europeas.

Cada país tiene que aportar según su porcentaje de participación en el citado Mecanismo de Estabilidad Financiera (ESM).por ejemplo, Alemania con el 27% del capital, tendrá que asumir más de 23.000 millones; Francia, unos 17.000 millones; Italia, cerca de 14.000 millones y España con su 12%, unos 10.000 millones, siempre que se mantenga la cifra de 85.000 millones para el total del tercer rescate. A todo esto hay que sumar los dos anteriores rescates que ya se han realizado a los griegos.

Lo que verdaderamente importa es no dejar apartada y sola a Grecia y a su pueblo

Los países miembros de la Eurozona han de asumir las decisiones que se adoptan de manera colectiva, por lo que no tienen posibilidad alguna de dejar de cumplir su obligación, no se contempla esa circunstancia, por lo que ningún país tiene facilidad para rechazar el pago que le corresponde, pero si alguno de ellos se niega, se abriría una incógnita, que ahora no tiene salida contemplada.

Ni siquiera el Reino Unido puede vetar que se use el Mecanismo de Estabilidad Financiera (MESFF) si no le apoyan también países como Suecia, Dinamarca o Polonia. Para evitar eso, la Comisión propone un pacto según el cual se tratará de una transferencia temporal y en la que, en cuanto se realice el tercer rescate, el dinero que Grecia debe pagar al BCE se devolverá íntegramente al MESFF.

Y nos preguntamos:¿cómo se recupera el dinero?, pues hay que saber que el término «recuperar el dinero» es equívoco porque en realidad no se trata de préstamos directos, sino de garantías. Cada país avala los créditos que se solicitan para entregar a Grecia, porque Atenas no tiene acceso a los mercados en su nombre. Si Grecia no lo pagara, entonces cada país sería responsable de la deuda que avaló. Esas garantías pueden extenderse en el tiempo por más de 30 años

En resumen, a pesar del mal gobierno de los griegos en la actualidad, lo que verdaderamente importa es no dejar apartada y sola a Grecia y a su pueblo, que son los que verdaderamente están sufriendo el desgobierno de aquellos que prometen todo, sin pensar en la consecuencia de cumplir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here