Captura-de-pantalla-2014-04-03-a-las-10.22.29

Desde el Colegio de Dentistas de Extremadura siempre hemos defendido la importancia de la educación y la prevención para salvaguardar la salud bucodental de los más pequeños. La concienciación de los niños desde una edad temprana es fundamental para lograr generar unos hábitos saludables que se mantengan durante toda la vida.

La boca requiere un cuidado continuo que empieza en la más tierna infancia. El cepillado después de cada comida es importantísimo, por eso siempre hemos recomendado incorporarlo a la rutina normal de los pequeños tan pronto como sea posible. Si nuestros hijos aprenden que es obligatorio cepillarse los dientes, nunca dejarán de hacerlo durante su vida y esto repercutirá positivamente protegiendo su salud bucodental.

De la misma forma, queremos hacer hincapié en la necesidad de limitar el consumo de azúcares, que son muy perjudiciales para los dientes. Los niños son habitualmente grandes consumidores de golosinas y de refrescos azucarados, lo que puede provocar la aparición prematura de caries. Limitar y hacer un consumo responsable de este tipo de productos es una recomendación obligada que siempre hacemos.

Del mismo modo, es muy importante que nuestros pequeños acudan periódicamente al dentista, porque es en esta etapa de la vida, en la que el organismo se está formando, donde es más sencillo detectar y poner solución con prontitud a cualquier problema que pueda surgir.

Uno de los que encontramos más habitualmente es el ocasionado por anomalías en la formación y posición de los dientes, que en casi todos los casos tiene solución mediante ortodoncia.  Según los últimos datos con los que contamos, hasta el 70% de los niños tiene problemas de este tipo y necesitan ortodoncia. Pero si se detecta de forma temprana, a los dos o tres años, existen soluciones permanentes utilizando pocos aparatos y durante un menor tiempo, con lo que actuar de manera inmediata es decisivo.

Por último, el Colegio de Dentistas de Extremadura asegura que sus colegiados, es decir, los dentistas que desempeñan su profesión en nuestra Comunidad Autónoma, son profesionales perfectamente preparados para diagnosticar, tratar y solucionar cualquier problema que nuestros pequeños puedan tener. Ante cualquier duda, y también como prevención, lo más recomendable es acudir a un profesional y ponerse en sus manos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here