Cáceres continúa a la cabeza de España en materia de seguridad pues cuenta con la tasa de criminalidad más baja del país. En 2017 se produjeron 19,20 delitos por cada 1.000 habitantes y la tendencia sigue a la baja desde hace cinco años. Los datos regionales arrojan una cifra de 24,5 delitos y la media nacional está en torno a los 41,1 por cada millar de habitantes.

Así, el año pasado se cometieron en la provincia un total de 7.662 infracciones penales, lo que supone un 3,3 por ciento menos que en 2016. Los delitos contra la vida y la integridad física de las personas bajaron de 1.803 a 1.726, y se produjeron tres asesinatos, dos más que el año anterior.

Se reducen también los delitos de lesiones en un 9,7% pasando de 687 a 620, y las agresiones sexuales pasan de 14 a 13. Sin embargo, crecen los delitos relacionados con la pornografía infantil ya que en 2016 se registró uno y el año pasado fueron 6. Esto, lejos de parecer un dato negativo, significa que se denuncian más casos y que aumentan los detenidos, según ha explicado el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres, Antonio Núñez.

Estos datos los dio a conocer el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Carlos Bote, junto al jefe de la Benemérita y el comisario de la Policía Nacional, Julio Ros, quienes valoraron estos números.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here