peropalo

Las calles del casco antiguo de Villanueva de la Vera, declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1982, volverán a vivir la misteriosa tradición ancestral del Peropalo. Así, el carnaval de esta localidad verata (uno de los más especiales de toda la región) se vive a través de la fiesta del Peropalo, cuyo origen es desconocido, y que es de interés turístico regional por su antigüedad y tradición.

Se trata de un festejo lúdico, para disfrute de sus gentes, donde cada año, un pelele (el Peropalo) es ajusticiado en el pueblo, día tras día, desde el domingo de carnaval, hasta el martes de carnaval. Durante esta fiesta, el municipio despliega toda su tradición folklórica, su belleza cromática y su ritual específico: la judiá.

El rito que se repite desde el domingo de carnaval hasta el martes cada tres horas consiste en un paseo del Peropalo por las calles, la ‘judiá’, prendimiento del Peropalo y  baile de la jota al ritmo de los tambores.

Son varias las hipótesis que se barajan sobre el origen de este festejo, siendo la más aceptada el ritual agrario de fertilidad que comenzó a realizarse en la época de la Europa prerromana.

Confección y ritual

De esta forma, el 1 de marzo dará comienzo la confección del Peropalo en un ritual ancestral y secreto, mientras los vecinos se reúnen en la plaza, a la espera de que se saque la Aguja del ayuntamiento. La Aguja es una escalera robusta de madera, donde se colocará al Peropalo, pero que allí amanezca el domingo de carnaval.

Después, tendrán lugar las judiás (durante todo el domingo y hasta el martes) cuando el pelele será paseado por las calles de Villanueva y al regreso a la plaza, el cortejo se dividirá en dos bandos: uno a favor del Peropalo, empuñando a éste como espada, y otro en contra, que usarán su cuerpo como protección.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here