Isidro-Timon

La obra del dramaturgo extremeño Isidro Timón, puesta en escena por Emulsión Teatro, abre el 3 de junio el XXVI Festival Internacional de Teatro Clásico de Cáceres.  Fue también una de sus obras, ‘Okupando clásicos’, montada en este caso por ZTeatro, la que abrió la anterior edición de este Festival.

‘Juego de Damas’ se estrenó el 23 de enero en Plasencia. ¿Cómo resultó la crítica? ¿Cómo animaría a verla?
La verdad es que mucha crítica no hubo, porque no hay mucho especialista en crítica en esta región nuestra, pero la mejor crítica, que es la del público, estuvo muy bien. Y para animar a verla diría que es muy divertida, con un trabajo excelente de las dos actrices y que contiene muchas sorpresas. Que aún siendo una obra clásica, y que quizás muchos nunca habrían leído, su puesta en escena es muy interesante, es muy moderna.

¿Es complicado elaborar una obra de teatro a partir de una novela?
Tiene cierta complejidad, y más en este caso, en el que a partir de un hecho trágico se elabora una comedia. Tiene el valor de que es uno de los primeros textos en que la mujer es un poco dueña de su propio destino. Con la estructura de la novela picaresca, la protagonista, la bella Elena, y su criada Menda, deciden reírse de los hombres, estafarlos, vivir como auténticas damas sin serlo…

Su texto está basado en ‘La hija de Celestina’, de Salas Barbadillo, y presenta un prototipo de mujer en la España del siglo XVII. ¿Qué le motivó para su elección?
Cuando una compañía te encarga un texto, normalmente ya se tienen unas preferencias, y en este caso querían que se acercara al siglo de oro, con dos mujeres como protagonistas. Con estos condicionantes había que buscar mucho, pues en el teatro, un medio que estaba muy controlado, tenía un objetivo moralizante…, el protagonismo de la mujer iba bastante despacio. En cambio en la novela había características mucho más atractivas. Encontré varias interesantes para este proyecto, pero la elegida se prestaba más porque es muy ágil.

Entonces la elección de Asunción Mieres y Elizabeth Ruiz para encarnar a Elena y su criada estaba, lógicamente, implícita, pero ¿cómo las ve en la representación?
Fenomenal. Hacen un gran trabajo, loable, tanto en lo físico, pues es una comedia con mucha acción; como en el tiempo, pues están casi hora y media sin parar de hacer personajes, crear sorpresas… Todo lo hacen ellas, y es sorprendente y bonito de ver.

Este es su último montaje, ¿tiene ya en mente algún nuevo proyecto?
Sí, estoy trabajando ya en otro texto, otra aventura que podría estar en marcha para el otoño. Es un proyecto muy interesante, en el que hay texto, música en directo…, una especie de musical ambientado en el futuro, algo curioso.

Novedoso para el público, pero ¿Isidro Timón había hecho ya antes algo parecido?
Hace años hice cosas similares, como una especie de musical que llegó incluso a Madrid, o la Antígona del siglo XXI que hice para el Festival de Mérida, pero este nuevo proyecto es novedoso, con un contenedor diferente. Se trata de un montaje basado en un grupo de música que actúa en un espacio marginal, en un mundo del futuro, y que va a hacer un recorrido por los héroes. Habrá un actor y una actriz, que cantan ambos, y también un grupo de música en directo, todo un poco creado para Juan Vázquez, que es el actor-cantante y el alma mater del grupo.

Isabel Bravo /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here