Captura-de-pantalla-2015-06-02-a-la(s)-09.35.36

La próxima cena clandestina que prepara el catering San Jorge será el próximo 12 de junio y correrá a cargo del jefe de cocina de El Figón de Eustaquio, un lugar emblemático de la ruta gastronómica cacereña, que no ha perdido ni un ápice de la tradición de los fogones extremeños.

¿Qué nos puedes adelantar de la próxima cena que desarrollará El Figón de Eustaquio?

Lo único que puedo decir es que como somos un restaurante antiguo, pero en el sentido de clásico, donde apostamos por la cocina regional, brillarán productos de caza, el queso, verduras de la zona… Todo, productos autóctonos. También habrá algo de pescado, aunque esta zona no tiene mucho donde elegir en este sentido.

Los últimos datos de turismo del primer trimestre son muy buenos, por el tirón de la capitalidad gastronómica. ¿La hostelería lo nota?
Sin duda. Pensamos que puede ser la capitalidad o que la cosa está mejorando poco a poco…

… o las dos cosas.
O las dos cosas; claro. Aquí viene mucha gente de fuera y demandan el menú que hemos elaborado para la capitalidad.

¿En qué se basa este menú ‘capital’?
En productos de la zona y en las Denominaciones de Origen, pero todo muy tradicional. Solomillo de cerdo con pimentón de La Vera, ensalada de perdiz, salteado de verduras con Torta del Casar, el biscuit de higos… Pero la carta se extiende más allá de este menú, con cordero, chanfaina, tencas, frite de cordero, perdiz (estofada, escabechada…). La perdiz es un plato muy demandado; la caza en general, y, por supuesto, las migas extremeñas. También ofrecemos un bacalao exquisito. Todo el producto y el sabor regional está incluido es nuestra carta.

Llevas toda la vida en El Figón…
Pues sí, entré aquí con 17 años y acabo de cumplir 56. Aquí me he formado como cocinero y aquí sigo. Estuve con Eustaquio, que luego se marchó, y llevo al frente de la cocina de este figón 10 años. Es un lugar emblemático para forasteros y para el público local. Tenemos una clientela fiel, que nos conoce de toda la vida y pese al auge de las taperías, seguimos manteniendo nuestra seña tradicional.

Parece que la asociación de cocineros y reposteros ha vuelto a despegar…
Bueno, supongo que será un efecto de la capitalidad. Lo deseable para todos es que la hostelería trabaje de forma conjunta. Acocyrex (Asociación de Cocineros y Reposteros de Extremadura) se creó hace muchos años, pero estaba un poquito olvidada, ciertamente. Hay que olvidarse de esa actitud antigua e individualista de lo que yo sé no te lo enseño a ti, porque es perjudicial para el profesional y los clientes.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here