Finalizan los trabajos de localización de las víctimas franquistas en el cementerio de Badajoz
Trabajos desarrollados por la Armhex - ARMHEX

Los trabajos de campo de la primera fase del proyecto de localización y delimitación de los lugares de enterramiento de las víctimas de la represión franquista en el cementerio de San Juan de Badajoz ya han finalizado.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex) ha promovido este proyecto técnico arqueológico en el cementerio de Badajoz, ya que nunca antes había sido investigado de manera científica.

La iniciativa está subvencionada por el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, enmarcado en la convocatoria de 2020 de subvenciones destinadas a actividades relacionadas con la recuperación de la memoria democrática y las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura.

Los resultados preliminares de esta intervención no permiten descartar ni confirmar la presencia de los enterramientos asociados a las víctimas en la zona estudiada. Conviene aclarar en este sentido que han levantado que algunos de los depósitos óseos e inhumaciones para poder, en primer lugar, practicarles un análisis antropológico forense completo y, por otro lado, examinar el terreno por debajo de los mismos para determinar si en esta zona del cementerio de Badajoz hay restos de víctimas franquistas. 

En concreto, los científicos han trabajado dentro del Departamento 4 del cementerio de Badajoz, en parte dentro del espacio del actual de homenaje de las víctimas de la Guerra Civil y posterior dictadura. A día de hoy se trata de una zona ajardinada sin enterramientos señalizados, en la cual se construyó por parte del Ayuntamiento de Badajoz en 1986 el monumento memorial que ocupa una posición central.

En esta zona hay un cruce de caminos enlosados que confluyen en el centro que dividen el espacio en cuatro cuadrantes y en los mismos se han realizado sondeos o catas, ha explicado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex) en nota de prensa.

De esta manera, partiendo de la escasa información documental historiográfica de la que se disponía, esta actuación se planteó como una primera fase de trabajo científico para localizar localizar y delimitar los diferentes espacios para enterrar a las víctimas de la represión en un primer momento, como las personas ejecutadas a consecuencia de la justicia militar practicada a partir de febrero de 1937 y hasta 1949.

Así pues, los objetivos del proyecto se han centrado en dos cuestiones como hacer una revisión completa del libro de enterramientos del cementerio entre los años 1936 y 1949,  los documentos custodiados en el Archivo Municipal. De esta manera, el equipo científico quiere localizar datos más precisos sobre la ubicación de los enterramientos. Asimismo, en segundo lugar, analizarán con metodología arqueológica diferentes puntos del Departamento 4 para conocer la estratigrafía del subsuelo y determinar los usos a los que ha sido destinado el terreno a lo largo del tiempo, determinando la presencia o ausencia de evidencias relacionadas con el enterramiento de las víctimas.

Sondeos o catas

La intervención arqueológica ha consistido en la realización de varios sondeos o catas, por medios mecánicos y manuales, gracias a los cuales se han investigado otros tantos puntos del Departamento 4. En este Departamento 4, diferentes fuentes escritas y orales sitúan algunos de los enterramientos individuales y colectivos de este período.

Las dimensiones, orientación y profundidad de los sondeos han estado condicionadas por la naturaleza de las actividades humanas identificadas en ellos, por las propias características del terreno. Además, estos trabajos han tratado de causar el mínimo impacto posible a las zonas ajardinadas y construidas.

Los trabajos arqueológicos se apoyan en el análisis antropológico in situ de los restos humanos que se han localizado, con el objetivo de identificar posibles signos de muerte violenta y corroborar si podían corresponderse con los cuerpos de las víctimas del cementerio de Badajoz.

La intervención ha sido «particularmente compleja al tratarse de un terreno que ha sufrido importantes modificaciones y cambios de uso a lo largo del tiempo, que han alterado la fisonomía de la zona, al tiempo que han eliminado las referencias espaciales que existían de los enterramientos de las víctimas que se hallan registradas en el libro del cementerio».

Estas circusntancias se unen a la «dificultad inherente» de tratar de localizar a un gran número de víctimas, producidas a lo largo de un proceso represivo muy dilatado en el tiempo, a lo largo del cual el patrón de asesinato y enterramiento fue variando mucho.

En todo este sector del cementerio se ha podido constatar el recrecido del terreno mediante el aporte de tierras, en algunos puntos de gran potencia, para su nivelación previa al ajardinamiento y construcción del Memorial en recuerdo de las víctimas. Bajo estos recrecidos, en los cuatro sondeos efectuados se ha constatado la existencia de importantes depósitos de restos óseos humanos en posición secundaria.

Sin embargo, la Armhex ha planteado que para poder determinar con plena fiabilidad si tienen alguna relación con las víctimas de la represión franquista, sería necesaria una nueva intervención en una segunda fase. Así, se comenzará a excavar y a documentar completamente los contextos funerarios localizados y, en determinados casos, a su exhumación, lo que permitiría su estudio forense en laboratorio.

Toda vez que se tiene constancia, sobre la base de la documentación escrita, de que algunas de las víctimas sobre todo las procedentes de los consejos de guerra, fueron enterradas en ataúdes, por lo que no se puede descartar a priori su posible relación con las tumbas identificadas.

Por otra parte, con respecto a los depósitos secundarios, tampoco se puede descartar por el momento que algunos de los restos que contienen puedan pertenecer a víctimas de la represión, puesto que sólo se han documentado de manera superficial y la Armhex, como ha apuntado, desconoce, en la mayoría de casos, la potencia total que tienen.

La intervención ha servido para conocer las características del subsuelo de esta zona y poder plantear las necesidades técnicas que requeriría la segunda fase del proyecto de localización y de un eventual proyecto de exhumación en este área del cementerio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here