Extremadura aplaza al miércoles la siguiente tanda de la vacuna
Director gerente del SES, Ceciliano Franco. - EUROPA PRESS - Archivo

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha aplazado al miércoles día 30 o al jueves 31 la segunda tanda de vacunación contra la Covid-19, que iba a seguir este lunes, debido al retraso en la entrega de vacunas por parte de la farmacéutica Pfizer, que ha afectado a ocho países europeos, entre ellos España.

El gerente del SES, Ceciliano Franco, ha explicado que aunque está previsto que las vacunas lleguen mañana martes, es mejor retrasar el calendario en Cáceres y Badajoz, que iba a comenzar este lunes, para “hacerlo con tranquilidad”. En esta línea ha añadido que espera que este problema de logística en la carga y el envío “no distorsione” la programación prevista en la región.

Cabe recordar que la vacunación en Extremadura empezó ayer en Extremadura en las residencias de mayores Rosalba y El Prado de Mérida y en principio, proseguía la tanda en centros residenciales de Badajoz y Cáceres, pero no va a ser posible y se hará el miércoles o el jueves.

El responsable sanitario ha adelantado que Extremadura recibirá cada semana 11 bandejas de vacunas que se distribuirán en función de la población: 6 para la provincia de Badajoz y 5 para Cáceres, es decir unas 2.000 ó 3.000 dosis semanales de la vacuna de Pfizer-BioNtech. De esta manera, a mediados de febrero, habría finalizado la vacunación en las residencias de mayores, según ha indicado Franco en una entrevista en Canal Extremadura Radio.

Después de los usuarios de las residencias de mayores y el personal que trabaja en estos centros, que es la prioridad porque son los que mayor riesgo de complicaciones tienen con la enfermedad, se vacunará a los sanitarios que están en primera línea, después el resto de sanitarios y otros colectivos como el transporte sanitario, farmacias o centros penitenciarios.

Conviene aclara que las residencias de mayores que registren en la actualidad algún caso de Covid “no entrarían en la campaña de este mes”, ha dicho el gerente del SES, al tiempo que ha indicado que se pospondría hasta que estuvieran libres de coronavirus. En total, de Pfizer llegarán a Extremadura unas 150.000 dosis, que se suministrarán a 75.000 personas

Con todo esto, y con la llegada del resto de vacunas como la de Moderna y AstraZeneca, Extremadura espera llegar al 60% de la población vacunada “en mayo” porque habrá “disponibilidad suficiente” para vacunar a “todos” los grupos vulnerables, ha dicho el responsable sanitario.

Una vacuna sin reacciones adversas 

Con respecto a la primera jornada de vacunación que tuvo lugar ayer domingo, Franco ha señalado que transcurrió todo según lo previsto y no se ha producido ninguna reacción adversa en las persona que fueron vacunadas. “Están todas perfectamente”, ha insistido Franco.

“El equipo de Mérida lo tenía muy estudiado y está todo muy protocolizado por lo que salió todo perfectamente con el momento de la distribución, con la llegada, los circuitos de temperatura, la revisión de etiquetados…”, ha remarcado el gerente del SES, que ha mecionado que la vacuna ha generado “mucha expectativa social pero también una tensión laboral importante” en el personal sanitario.

También ha mencionado la importancia que la vacuna tendrá en la carga asistencial de los centros sanitarios en el supuesto que llegara la tercera ola, dado que al estar mayor parte de la población vacunada, la carga de trabajo para el sistema sanitario disminuirá “mucho” al bajar los contagios, tanto en la población afectada como en los propios profesionales, con lo que espera que baje la carga de trabajo en un 40%.

“Los problemas se reducirán progresivamente a lo largo de estos meses”, ha avanzado el gerente del SES, que celebra también la población esté más receptiva a la hora de ponerse la vacuna, que puede administrarse en la mayoría de los casos.

Solo se recomienda no ponerla en el caso de que se haya tenido una reacción adversa en la primera dosis, si se tiene fiebre o Covid en ese momento o si se padece un problema inmunológico importante. Tampoco está recomendada para mujeres embarazadas y no se suministrará a los menores de 18 años.

Presión hospitalaria “preocupante”

Sobre la presión hospitalaria en la región con el aumento de los contagios y los ingresados, que llegan a 216, ha indicado que la situación “es preocupante”. Cabe destacar que desde hace diez días se ha registrado “una subida lenta y progresiva” de los casos en Extremadura. “Hay bastante preocupación aunque las UCIs no tienen presión todavía pero esperamos que en los próximos días haya más ingresados en UCI”, ha advertido.

Por si acaso los espacios reservados para enfermos Covid están listos y se abrirán “en cuanto sean necesarios”, ha dicho, como por ejemplo el Hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres, que está prparado por si es necesario usarlo, como ocurrió en la primera ola.

“Los hospitales extremeños están preparados para afrontar la situación”, ha asegurado Franco, que sí ha mostrado su preocupación por la “sobrecarga” de los trabajadores sanitarios porque este periodo de pandemia “intenso y largo” les aboca a llevar a cabo un “sobre esfuerzo continuo”, que espera que “no merme”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here