fotonoticia_20151212114050_1280

La edición de Trujillo confirma a Hombres G y Obús, y la de Cáceres se traslada de ubicación.

Hombres G y Obús son los cabezas de cartel del Europa Sur Trujillo, que regresa los días 29 y 30 de abril como “complemento perfecto a la Feria Internacional del Queso”, explican los promotores del festival a AVP, que este año se convierte en un evento solidario.

El festival, en su segunda edición en Trujillo, tendrá como escenario el espectacular recinto del castillo, monumento de finales del siglo IX, que albergará un total de seis conciertos y una pinchada pop, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Trujillo que cede este espacio monumental.

Este año la Fundación Amref Salud África se incorpora como organizadora del festival y todo lo que se recaude irá destinado a este colectivo, la mayor ONG de salud en África, que tiene la peculiaridad de haberse fundado en el continente (en 1956) y de contar con un 90% de africanos entre su plantilla.

Así, el viernes 29 de abril el mítico grupo de rock Obús será el protagonista de la jornada, acompañado de las actuaciones de Wos!, Cabaret y Retroaktivos (el único grupo extremeño del cartel).

Al día siguiente, el sonido pop de los 80 y 90 de Hombres G inundará el castillo trujillano, después de la actuación de Las ardillas de Dakota. El sábado lo cerrará una pinchada pop, con los temas más reconocibles de la edad de oro del pop español, liderada por el pinchadiscos David ‘Barroco’ Vivas.

Las entradas para la jornada del viernes cuestan 12 en anticipada y 15 euros en taquilla. Para el sábado, el precio será de 20 y 25, respectivamente. Las puertas del castillo se abrirán a partir de las 20.30 horas.

La venta de entradas online ya está disponible; la venta de entrada físicas comienzan el lunes, 28 de marzo, en diversos establecimientos de Cáceres y Trujillo.

Es el segundo año consecutivo que el Festival Europa Sur se desdobla y mantiene sede en Trujillo; en la primera edición actuaron Los Secretos, Elefantes, dos bandas portuguesas y los líderes de La Guardia, Danza Invisible, 091 y La Frontera, junto al grupo Takun Sin Takun.

Nuevo escenario en Santa María

La versión cacereña del Europa Sur cambia de fechas en 2016 y también de escenario. Ya no se celebrará en la Plaza de las Veletas, después de las quejas lanzadas por el Museo de Cáceres el año pasado, sino en la Plaza de Santa María, y tampoco será en julio, sino en septiembre.

Según se desprende de su página web, la fecha fijada es el 22, 23, 24 y 25 de septiembre, aunque solo habrá tres jornadas de conciertos, que tendrían entrada libre.

Hay que tener en cuenta que el festival, que organiza la asociación cacereña Bon Vivant, también desarrollará en esas fechas el V Rally Ibérico Cáceres. Aunque todavía se desconoce el cartel completo, esta nueva entrega de Europa Sur volverá a utilizar el mestizaje como bandera, al traer bandas nacionales, lusas, inglesas y argentinas.

La organización ha anunciado la presencia de las bandas Rubia (Bilbao) y The Lucilles, grupo de soul liderado por la solista mexicana Lucille.

Quejas por el escenario de Las Veletas

Cabe recordar que en la edición de 2015, Europa Sur trasladó su escenario a la Plaza de las Veletas (en pleno casco histórico cacereño) donde actuaron, entre otros, los cabezas de cartel Juan Perro y Luis Eduardo Aute. El festival, según ha declarado a AVP uno de los socios de la promotora del festival, “no cumplió las expectativas”, por lo que ahora se plantea un cambio de formato en su VII edición.

También hay que señalar que la elección de la Plaza de las Veletas supuso un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento y la organización, puesto que el director del Museo de Cáceres, Juan Manuel Valadés, elevó una queja a la Junta porque la potencia de la música había puesto en “grave riesgo” a la colección de piezas artísticas y arqueológicas.

A las quejas de Valadés se unieron las originadas entre vecinos de la zona y responsables del Hotel Atrio.

Además, Valadés presentó un informe de queja ante los dirigentes de la Consejería de Cultura porque el escenario tapaba el museo y su acceso se veía perjudicado para los visitantes que quisieran acceder.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here