La 64 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida arrancó el viernes con el estreno de Electra, el último gran éxito en gira de El Ballet Nacional de España (BNE) con el que la formación celebra sus 40 años de vida.

Danza y música, interpretada en directo por la Orquesta de Extremadura con Manuel Coves a la batuta y músicos flamencos del BNE, se funden en un magnífico espectáculo que recrea el mito de la tragedia griega ‘Electra’ desde una perspectiva vanguardista inspirada en el imaginario popular de una España rural, profunda y costumbrista, conformando “una experiencia humana y sensorial en la que movimiento, espacio, luz, música y voz forman parte de un todo”, explica Antonio Ruz.

Este espectáculo es la primera propuesta de obra argumental completa del BNE bajo la dirección de Antonio Najarro, coreografiada por Antonio Ruz y con la colaboración de la bailarina y coreógrafa Olga Pericet. Asimismo, la obra cuenta con música de Pablo Martín Caminero, Moisés Sánchez y Diego Losada, diseño de vestuario de Rosa García Andújar, dramaturgia y letras de las canciones de Alberto Conejero y diseño de la escenografía de Paco Azorín.

El Festival ha contado con dos obras programadas durante los Juegos del Mediterráneo en Tarragona: ‘Edipo Rey’ y ‘Calígula’

Esta producción ya fue estrenada el pasado 9 de diciembre en el Teatro de la Zarzuela, donde se realizaron diversas funciones a lo largo del mes, recibiendo una gran acogida del público en cada una de ellas. Ante este éxito, el Ballet Nacional de España llevará esta obra en gira por distintos puntos del país en los próximos meses, tomando el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida como primera parada.

Un reto artístico

Se trata de una historia de fantasmas familiares, de viejas querellas, de ausencias ingobernables, en definitiva, un mito que sigue deslumbrándonos por su fuerza y su universalidad. Para Antonio Najarro, “Electra ahonda en los diferentes lenguajes de la danza, en una tragedia clásica con una visión original y contemporánea inspirada en nuestro imaginario popular. Su carácter coreográfico contemporáneo se da la mano con una gran dosis de flamenco y danza española bajo un prisma muy vanguardista. Es un nuevo reto del BNE y de todos sus artistas, donde todos los bailarines han conseguido ampliar y enriquecer sus conocimientos y donde el Ballet Nacional de España ha vuelto a mostrar la excelencia de la danza”.

Ocho obras teatrales

La 64ª Edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, la séptima consecutiva que gestiona y dirige Jesús Cimarro a través de la empresa Pentación Espectáculos presenta ocho obras teatrales y un espectáculo de danza española en el Teatro Romano.

Bajo la mirada de la diosa Ceres entrarán en escena dioses y monstruos como Nerón, de Eduardo Galán; Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia, de El Brujo; Ben-Hur, de Yllana; Filoctetes, de Sófocles, en versión de Jordi Casanovas y Antonio Simón; Fedra, de Paco Bezerra; Las amazonas, basada en la Pentesilea de Von Kleist; La comedia del fantasma, de Plauto e Hipólito, de Eurípides, estas dos últimas, en coproducción con compañías extremeñas.

También hay que reseñar el estreno de Ben-Hur, de Yllana, y de Nerón, con Raúl Arévalo como el enloquecido emperador, dos versiones teatrales de dos películas que son clásicos vivos en la mente de los espectadores.

Y, por último, destacable es también la consolidación de las otras tres sedes oficiales del festival: Medellín, Regina y Cáparra, y las oficiosas del festival Off en el Templo de Diana, el Pórtico del Foro, las Termas de las Pontezuelas y la Plaza de los Naranjos. Este año, de manera excepcional, el Festival extiende su influencia hasta Tarragona, donde ha tenido programación en el mes de junio, con motivo de los Juegos Mediterráneos 2018, lo que ha proyectado la oferta cultural del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en todo el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here