La comunidad autónoma de Extremadura comenzará esta misma semana a realizar los test rápidos de detección del coronavirus, una vez que los reciba “en los próximos días”, y distribuirá además entre este lunes y martes unas 50.000 mascarillas quirúrgicas homologadas.

Una vez que se comiencen a realizar los test rápidos de detección del coronavirus, se comenzarán a realizar en Extremadura todas las pruebas como “caso posible”, por lo que se cambiará la definición de caso que existen en estos momentos y “el número de positivos puede aumentar sensiblemente”.

Días Difíciles

Así lo ha anunciado el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en rueda de prensa este lunes en Mérida, en la que ha explicado que el 15 por ciento de las mascarillas y equipos de protección individual que se reciban, se enviarán a los centros sociosanitarios. El reparto de este material se hará “de forma centralizada desde el Servicio Extremeño de Salud y el Sepad”. A partir de ahí, el material se distribuirá “en base a las necesidades que nos comunican los gerentes de área”, así como del número de afectados y de ocupación hospitalaria que tenga cada área de salud.

El SES ha realizado cerca de 500 contrataciones de personal sanitario para reforzar sus servicios

En su intervención, el consejero de Sanidad ha avisado de que “vienen momentos difíciles”, por lo que ha instado a “estar preparados para que en los próximos días se produzcan incrementos en el número de casos”, tanto por el propio aumento en sí, como porque se van a comenzar a realizar pruebas rápidas de detección del Covid-19, que va a provocar un “incremento importante” de los casos confirmados.

Capacidad Hospitalaria

El Servicio Extremeño de Salud (SES) no cuenta hasta ahora con “importantes problemas asistenciales”, ya que de las 3.017 camas hospitalarias de las que dispone, tiene libres “algo más de 1.800 camas”, mientras que la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) está el 50 por ciento de ocupación.

Por eso, el SES “está preparado para absorber en este momento cualquier contingencia que se pudiese dar”, ha destacado el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en rueda de prensa este lunes en Mérida. Vergeles ha realizado que desde que se produce el brote de coronavirus, el SES ha realizado cerca de 500 contrataciones de personal sanitario para reforzar sus servicios.

En ese sentido, el titular de Sanidad se ha referido a los 127 profesionales sanitarios extremeños que en estos momentos están afectados por coronavirus, sobre los que ha señalado que el 50 por ciento de ellos “no se han infectado en el ámbito laboral”, sino por transmisión comunitaria.

“Mayor estrés sanitario”

Así, y según los datos que ha aportado el titular de Sanidad, las áreas de Salud que “están soportando mayor estrés en estos momentos” son las de Cáceres y Plasencia, ante los que ha querido llamar a la sociedad extremeña “al entendimiento y a la comprensión” en estos dos hospitales de estas dos zonas.

Cabe destacar que según los datos aportados por el consejero de Sanidad, el área de Salud de Cáceres cuenta este lunes con 227 casos positivos de coronavirus, y la de Plasencia, con 53 afectados.

En ese sentido, Vergeles ha avanzado que “en las próximas horas” se van a abrir 30 camas más en el Hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres, sobre el que están “definiendo los criterios clínicos de la ingreso” para tenerlos disponibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here