El PP de Cáceres considera

El portavoz del PP de Cáceres, Rafael Mateos,  tilda de “inadmisible” que la ciudad no cuente con una instalación para hacer test rápidos, tal y como tienen otras localidades. Cabe destacar que Cáceres es un “foco regional” del COVID-19.

En este sentido, los ‘populares’ han manifestado su “gran preocupación” por la situación sanitaria atraviesa la ciudad. De hecho, dicen que los datos “cada día son peores” y a pesar de esto continúa “sin las infraestructuras necesarias y a falta de muchos recursos sanitarios”.

Por esta razón, Mateos ha exigido al alcalde, Luis Salaya, que “no solo se preocupe sino que empiece a ocuparse de manera real y reivindicativa” ante la Junta de Extremadura. Mateos considera “fundamental” que se realicen “test masivos a residentes y a trabajadores de residencias, pero también a trabajadores en general y a ciudadanos con síntomas”.

Además, de exigir una respuesta sobre hacer test rápidos, Rafa Mateos insiste en que todavía “nadie” ha explicado por qué Cáceres es “la más afectada” de la región. Tampoco por qué las residencias de mayores están “soportando unas incidencias escandalosas” y además “nadie ha reconocido aún ningún error”.

Según Mateos, los la ciudadanía cacereña “está comenzando a echar en falta un alcalde que les ayude, que les acompañe en estos dramáticos momentos”, informa en una nota de prensa. En la misma, dice que hay que “olvidar los colores políticos y exigir a las administraciones medidas”. De hecho, Cáceres “no puede esperar más debido la grave situación en la que se encuentra, y los ciudadanos quieren” que los políticos den la cara por ellos y por sus mayores.

“Desde el PP queremos que los cacereños dejen de ser una estadística mal computada y pasen a ser el centro de todas las políticas, para salir de esta situación lo antes posible y con las máximas garantías. Es el momento de que Salaya y su equipo de gobierno dejen de ser los portavoces del PSOE a nivel regional, y reivindiquen en voz alta que hay que acabar con las políticas de improvisación y de manipulación”, sentencia el portavoz Rafa Mateos.

Además, ha insistido en que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, así como el consejero de Sanidad, José María Vergeles, hacen “agravios hacia Cáceres”, por eso, prosigue, “el PSOE está fomentando cada vez más la división de las dos Extremaduras”, porque los cacereños necesitan “igualdad en el trato”.

De igual modo, ha vuelto a pedir públicamente las cifras de contagios y fallecimientos en la Residencia Cervantes de Cáceres, porque “nadie entiende que estos datos no se faciliten”.

Sin embargo, los ‘populares’ cacereños van a continuar con buen talante para “seguir tendiendo la mano y seguir siendo leales” al equipo de gobierno municipal. A pesar de esto, advierten de que no serán “cómplices de la falta de transparencia, de la falta de recursos y de la falta de reivindicación de los que es justo”.

Para concluir, Mateos ha resaltado que, a partir de ahora, todos los concejales del PP van a lucir un lazo negro en las solapas en las comisiones y plenos. Este es un símbolo de respeto hacia los fallecidos y sus familiares, ante los datos y ante la “negativa del PSOE de poner las banderas a media asta, porque detrás de esos números hay personas y mucho dolor”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here