DSC_7240107

Esta festividad cacereña se remonta al año 1635.

La Cofradía de la Virgen de la Montaña de Cáceres confía en que, el año que viene, el Novenario se pueda celebrar bajo el título de Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, una vez que ya se ha entregado toda la documentación del expediente al Gobierno regional en el que se recogen los motivos por los cuales esta festividad, que se remonta a 1635, ha solicitado la declaración de ese reconocimiento por ser “peculiar” y “participativa”.

Así, en la próxima celebración del Novenario de la Virgen, que tendrá lugar del martes 21 de abril al domingo 3 de mayo, los técnicos regionales viajarán a Cáceres para comprobar todo lo que se ha recogido en el informe enviado por la cofradía.

Para el mayordomo de la cofradía, Joaquín Floriano, sería una “gran ilusión” que el título llegara este año antes de la celebración pero entiende que “es imposible” porque, una vez registrada la petición y entregado el expediente, ahora toca el examen por parte de los técnicos regionales que serán los encargados de dictaminar de forma favorable o no para que esta festividad religiosa adquiera la declaración de Fiesta de Interés Turístico de Extremadura.

Sentimiento

El documento que se ha entregado para avalar la petición del título consta de 310 páginas en las que se recoge el “sentimiento” que los cacereños y los visitantes experimentan en la bajada de la Virgen desde su santuario y en los nueve días que permanece en la concatedral de Santa María por donde pasan miles de personas a mostrar su devoción a la patrona de Cáceres.

“No es un hecho único pero sí tiene algunos rasgos peculiares”, ha explicado Floriano, quien ha desgranado algunas de las razones que se recogen en el expediente como los pregoneros que dan comienzo a la festividad, o las personalidades que han acompañado a la virgen en los últimos años, desde nuncios de Su Santidad o ministros, hasta presidentes del Gobierno regional, pasando por representantes de las Damas de Guadalupe, los Caballeros de Yuste, y otras autoridades que acompañan a la Virgen de la Montaña en su Novenario.

También se incluyen en el informe, en el que se ha trabajado durante más de un año, otros datos destacados como las diez misas diarias que se ofician en la concatedral “todas ellas abarrotadas”, expresa el mayordomo, que destaca también la celebración de actos solidarios como donaciones de sangre o recogida de alimentos, así como los 400 niños recién nacidos que se presentan a la virgen para ser bendecidos y que “llegan también de otras localidades”.

También se da cuenta del impacto que tiene en el sector turístico de la ciudad con los certificados de los responsables de diez hoteles que avalan que en los días del Novenario se incrementan las pernoctaciones. Finalmente, se incluye un capítulo de adhesiones al proyecto en el que se recogen apoyos de varios ayuntamientos de la provincia, la Asamblea de Extremadura, la Subdelegación del Gobierno y 22 casas regionales de Extremadura repartidas por toda la geografía española.

126 mantos

Durante el Novenario, del 21 de abril al 3 de mayo, habrá una exposición de mantos de la Virgen en la Sala Pintores 10 de la capital cacereña. Se trata de una muestra de los 126 mantos con los que cuenta la Virgen de la Montaña, incluido la última donación particular que se ha realizado y cuyo manto, de color rojo, lo lucirá en el Besamanto. La bajada de la Virgen de la Montaña desde su santuario se celebrará este año un día antes de lo previsto, el martes, día 21 de abril, para no hacer coincidir el acontecimiento con el desfile de San Jorge que se celebrará el miércoles, día 22. No es la primera vez que esto ocurre al confluir las dos festividades el mismo día, pero lo que sí es novedoso es que también se adelanta en media hora la llegada de la patrona a Fuente Concejo, que este año se estima hacia las 19.30 horas, con lo que el cortejo llegará aproximadamente hacia las 9.30 horas a la Plaza Mayor.

Avuelapluma /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here