35.Ribera-del-Marco

Siete senderos del entorno de Cáceres se acondicionan y señalizan para fomentar su uso.

Un total de siete rutas de senderismo, que discurren por los alrededores de Cáceres, están siendo adecentadas con trabajos de desbroce y limpieza que se complementarán con la instalación de paneles informativos de cara a fomentar el uso de estos parajes como opción de ocio y deporte al aire libre para cacereños y visitantes.

El objetivo es potenciar una nueva cultura de ocio y deporte al aire libre, tanto para los aficionados al senderismo, al ‘runnig’, los amantes de la bicicleta y también el eco-turismo, que contribuirá a descubrir lugares y entornos privilegiados de la ciudad de forma clara y más cómoda.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 66.706 euros y se realiza gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Cáceres, la Diputación Provincial y la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), que es la que lidera la iniciativa. Los trabajos han comenzado ya este mes y se espera que están concluidos antes de un año.

En concreto, esas siete rutas que ya son utilizadas habitualmente por senderistas o ciclistas, estarán perfectamente señalizadas, con explicación de sus recorridos, con paneles informativos, hitos de seguimiento y otros datos de interés, como la distancia, la dificultad e incluso la duración del recorrido dependiendo de la forma física y el medio con el que se recorran. Además en los paneles informativos se insertará un código QR en el que se podrá consultar toda la información sobre la ruta.

Se actuará en total sobre más de 61 kilómetros de rutas verdes. Se realizarán labores de desbroce para dejar libres los caminos, se ensanchará en los sitios en los que sea necesario y se ubicarán hasta 26 paneles informativos y más de 300 señales de seguimiento para que “nadie se pueda perder en las veredas”, destacan desde el consistorio. “Son rutas de gran valor estético, de gran valor natural, pero también de valor histórico y paisajístico, con vistas únicas que ahora se podrán disfrutar de una manera más sencilla”.

Del Paseo Alto a la Ribera

En concreto las rutas que se adecuarán y señalizarán serán la del Paseo Alto-Sierrilla, que cuenta con algo más de 4,5 kilómetros de longitud y en la que se actuará para ampliar la senda hasta un metro y medio de ancho. También se desbrozará y se eliminarán residuos vegetales y rocas de gran tamaño. Se instalarán tres paneles informativos generales y 25 señales de seguimiento para evitar que los senderistas o deportistas se puedan despistar.

La segunda ruta será desde Aguas Vivas al Olivar de los Frailes, con más de 6 kilómetros de distancia, que también se acondicionará y, sobre todo, se señalizará para que no se produzcan confusiones con hasta 38 hitos de seguimiento. La tercera ruta es la de La Minería y Ermitas de Cáceres, que cuenta con una longitud de más de 7 kilómetros, es circular y recorre “una zona de gran importancia histórica”.

Respecto a esta ruta, además, se han proyectado varias mesas temáticas para que expliquen todo el entorno de gran importancia histórica para Cáceres, como son las ermitas de Santa Lucía y San Benito y las construcciones de la antigua minería.

La cuarta ruta corresponde a la Ribera de Cáceres, que cuenta con casi 10 kilómetros y pasa por lugares emblemáticos como la Charca del Marco o Fuente concejo. Además, será una conexión con otras sendas que partirán de algunos de los puntos de la zona. Además de la señalización, incluirá también un paso de agua sobre el arroyo del Cuartillo para permitir el acceso peatonal sobre el agua que hay en el camino a Monroy.

La quinta senda es la de la Solana y la Umbría de la Montaña, “otro lugar de gran tránsito y atractivo”, añade Nevado. Este camino cuenta con casi 11 kilómetros de longitud y en él se colocarán hasta 60 señales de seguimiento para evitar confusiones de los senderistas o deportistas, puesto que cuenta con muchas veredas. También se ha previsto la ampliación del camino para evitar zonas en las que la vegetación ha obstruido los pasos.

La sexta ruta es la del Camino de Sierra de Fuentes, también muy concurrida, sobre todo por amantes de la bicicleta y es el tramo más largo con una longitud de 15,5 kilómetros, saliendo desde la Ribera del Marco hasta Portanchito, atravesando la dehesa boyal para llegar a Sierra de Fuentes y volver por el camino viejo de Cáceres. Además de señalización, se ha proyectado un badén para permitir el tránsito por un arroyo ubicado en una intersección del Camino Viejo de Cáceres.

Por último, la séptima ruta verde que se va a acondicionar es la del Camino del Portanchito hasta la Montaña. Aquí se ampliará el camino y se eliminará la vegetación, además de piedras. Contará con información en grandes paneles y con señales de seguimiento para unir desde Fuente Concejo a Fuente fría, pero subiendo por la Montaña y pasando por la Umbría y la Solana del Portanchito.

E. Villanueva /


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here