elbrujo

“Siempre he tratado de hacer un teatro que divirtiera a la gente. Mi gran preocupación era que el público se riera y pasara un buen rato, más que llenar los teatros. Lo que experimento en el teatro ahora, después de muchos años en el escenario, es el amor de la gente”, señala Rafael Alvárez ‘El Brujo’, que regresa por enésima vez al Festival de Teatro Clásico de Cáceres (con todas las entradas agotadas) con un montaje que mezcla la comicidad y la melancolía y donde bucea en los ‘Misterios del Quijote’ (19 de junio en la Plaza de las Veletas).

Un montaje que el cómico, que un día quiso ser como Lina Morgan, rescata sin pudor de uno anterior que realizó en 2005. Porque El Brujo no se pliega a la ortodoxia teatral. Es más, se la trae al pairo; porque sabe que goza del beneplácito del público, aunque no siempre de la crítica…

“Yo hago obras clásicas, las ensayo y quedan estupendas; pero cuando llegan al público las destrozo. Las convierto en una especie de fiesta popular disparatada, sin ninguna corrección teatral, pero me gano el favor del público, pero no de la crítica. Aunque muchos de ellos ya se han resignado, y ni siquiera acuden a mis obras”, asegura el intérprete que iluminó la inauguración del festival en el Gran Teatro.

Un festival que alardea de recuperar su clasicismo, pero que con El Brujo en cartel hace un mutis por el foro en este sentido. Porque El Brujo es de todo menos clásico. Ya ni siquiera es progre… “Yo siempre quise ser un cómico, que tuviese reflejo en la imaginación del público. Admiraba mucho a Lina Morgan y quería que mi nombre luciera como el de ella en la cartelería; y que el público viniera a verme a mí, no a la obra. En mi época de progre… hace ya mucho tiempo, esto estaba muy mal visto. Ahora soy un conservador liberal, con visos socialdemocrátas y veleidades anarquistas”.

«La cultura es como el oxígeno»

“La cultura es como el oxígeno”, especifica El Brujo, que también aprovecha sus palabras para reclamar una bajada del IVA cultural, antes de vender las bondades de su última obra reciclada.

Una obra donde interpretará la novela «más universal» de la literatura española y se pondrá en la piel del ingenioso hidalgo de La Mancha y en la de su fiel escudero, Sancho Panza. El actor cordobés continúa con el género que mejor domina y en este nuevo montaje sigue con sus monólogos. El Brujo manifiesta que llegar a interpretar esta novela era «algo inevitable» aunque asegura que «hace años se me hubiera antojado un imposible abordarlo como monólogo».

En ‘El Quijote’, la aventura de hablar en una sola voz se complica en el momento en el que El Brujo se plantea la pregunta de cómo ser Quijote y hablar por boca de Sancho y viceversa. El intérprete reconoce que siempre ha visto a ambos personajes como «una silueta, un eterno par, hidalgo y escudero-apéndice, bajo un sol de justicia».

Misterios del Quijote
Compañía de Rafael Álvarez ‘El Brujo’

19 de junio GRAN TEATRO

(22:30 horas)

 

EDUARDO VILLANUEVA /

@e__VILLANUEVA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here