El Ayuntamiento de Cáceres perseguirá por lo penal la ocupación ilegal de viviendas públicas
Aldea Moret. Archivo.

El Ayuntamiento de Cáceres va a acudir a la vía penal para el desalojo de las 25 viviendas de titularidad municipal que han sido ocupadas de forma ilegal en el barrio de Aldea Moret.

Por ello, dada «la gravedad de los hechos» que se han producido últimamente, el Consistorio cacereño abandonará la vía administrativa, tal y como se ha hecho en anteriores ocasiones y llevará este asunto a los tribunales. Además, va a reforzar la protección de las viviendas vacías para que no haya más ocupaciones.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, informó ayer sobre esta cuestión así como las últimas viviendas ocupadas de la calle Río Tíber y los intentos que han tenido lugar en algunas viviendas del barrio de Aldea Moret. «El Ayuntamiento utilizará la vía penal ante la gravedad de los hechos y no permitirá que nadie ocupe ilegalmente lo que es de todos», ha sentenciado.

Salaya ha recordado que dicha conducta está tipificada en el Código Penal como delito de usurpación de bienes, que se ve agravada con actuaciones ilegales y delictivas, como son la venta de viviendas que no son de su propiedad.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Aldea Moret (@moretaldea)

Así, el Ayuntamiento aboga por que la adjudicación de estos recursos habitacionales sea «justa» y se den las viviendas a las familias que lo necesitan, «pero en ningún caso pueden convertirse en objeto de mercadeo, alquiler o venta ilegal», una situación que según el regidor «lleva dándose desde hace muchos años«.

Control de viviendas públicas

El control de las viviendas cumplirá también la función de aportar a los vecinos una mayor seguridad y tranquilidad en sus bloques «sin el estrés permanente pensando que les van a ocupar las viviendas vacías».

Cabe recordar que, actualmente, son 25 las viviendas ocupadas en los distintos pisos de Aldea Moret, concretamente hay 12 en la calle Río Tíber y en 4 de estos casos ya se ha agotado la vía administrativa «pero no se ha producido el desalojo».

Sin embargo, en los dos últimos años se han producido menos ocupaciones que en los años anteriores, según ha recordado el alcalde. En esta línea, remarca que no se trata de un hecho nuevo, sino que se arrastra desde hace décadas. 

«Otras soluciones que se han intentado poner en marcha en Aldea Moret no han dado ningún resultado y la gente sigue viviendo de manera ilegal y los recursos están perdidos para la política social del Ayuntamiento«, ha destacado Salaya.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here