Avuelapluma ha querido sellar su compromiso con el futuro de la sociedad extremeña realizando por segundo año consecutivo este número a la Infancia y sus derechos. Ningún otro medio de comunicación escrito  en toda España ha dedicado todas sus páginas de forma altruista a una causa benéfica. Esta iniciativa se ha llevado a cabo por el convencimiento de que la infancia es el patrimonio más importante de la humanidad y el recurso que aporta esperanza e ilusión para construir un futuro mejor, como reza en nuestra portada.

El cuidado de nuestros pequeños, su  bienestar, su educación y su sanidad son la responsabilidad más grande que tenemos como ciudadanos. Una sociedad define su futuro como tal en la medida que es capaz de proteger los derechos de las personas que más lo necesitan. Y la infancia es ese sector de la población que precisa de esa protección y cuidado. La infancia es el presente, el futuro y, lo más importante, la esperanza.

UNICEF-Decada-90

Gracias al convenio que tenemos con UNICEF desde 2009 hemos podido realizar este monográfico que intenta mostrar la situación actual de los derechos de la infancia y las desgraciadas repercusiones que está teniendo la crisis  económica en ello. En 1956, la Asamblea General de Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal de la Infancia, que se consagraría a la fraternidad y a la comprensión entre los niños y las niñas del mundo entero y se destinaría a actividades propias para promover el bienestar de los niños y niñas del mundo. Avuelapluma ha querido unirse a esta llamada.

Este miércoles, 20 de noviembre, se conmemora la fecha en que la Asamblea General aprobó la Declaración sobre los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989. En estas páginas hacemos un homenaje a todas aquellas personas y organizaciones que trabajan por defender estos derechos, que aunque parezca mentira, en pleno siglo XXI no se cumplen, no ya en otros países, sino ni siquiera en la Unión Europea.

El 20 de noviembre ha pasado a ser el Día Universal de la Infancia y hace falta recordar lo que se reclamaba en estas cartas de derechos. Hoy en  día, todavía no son realidades, son aspiraciones: a la vida, a la salud, al descanso, el esparcimiento, el juego, la creatividad y las actividades recreativas, a la libertad de expresión y a compartir sus puntos de vista con otros, a un nombre y una nacionalidad, a una familia, a la protección durante los conflictos armados, a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, a la protección contra el descuido o trato negligente, a la protección contra el trabajo infantil y contra la explotación económica en general, a la educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales, etc.

Además, es este especial recordamos la trágicas situación que se esta viviendo en Filipinas, y que también están sufriendo miles de niñas y niños. La solidaridad en estos momentos es uno de los valores más grandes que puede disponer el ser humano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here