eleunuco-cartel

Gurruchaga, Alejo Sauras, Pepón Nieto y Marta Fernández Muro asaltan el segundo bloque del Festival Internacional de Teatro Clásico

El certamen llega a su ecuador con las comedias de Aristófanes y Terencio

La 60º del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida abandona la tragedia y se adentra en los terrenos de la comedia, para alcanzar el ecuador de esta significativa edición.

Mientras en “Las ranas” Pepe Viyuela dará rienda suelta a la interpretación de un dios más humano que místico, el dios Baco, Gurrucahaga se transforma en Pluto en la obra homónima.

Dos obras cómicas de Aristófanes que tienen como protagonistas sendos dioses, muy alejados de las divinidades de las tragedias. Estos son dioses tímidos, que realizan un viaje iniciático y que a través de su periplo pone en relieve factores como la pobreza, la desigualdad social, la banalidad del arte… Temas que, en la actualidad siguen vigentes.

“Pluto”, “Las ranas” y “El eunuco”

La gran obra de Aristófanes es para reírse, aunque lo que narre quizás no tenga demasiada gracia a poco que lo analices. El público de Mérida se reirá con las dos obras del autor, porque somos contemporáneos de Aristófanes, ya que después de más de dos mil años la evolución no ha sido tanta.

“Pluto” (del 30 de julio al 3 de agosto) es la historia de una utopía, del sueño del reparto justo de la riqueza, del dinero. Ya le preocupaba a Aristófanes en el siglo IV a.C. este aspecto, en un país mediterráneo donde la democracia perdía pie. Donde la corrupción de sus políticos era alta y alto el nivel de pobreza.

Actores como Jorge Roelas y Ana Labordeta completan el reparto de esta obra.

En “Las ranas” (del 23 al 27 de julio) nos remitimos directamente a las palabras de Pepe Viyuela: “En la función se habla de la importancia del teatro y de la importancia de hacer buen teatro. La primera parte es una comedia, para luego centrarse en un debate sobre la dramaturgia y la función del teatro en la sociedad. Porque lo que Aristófanes pretendía con este texto era trasladar su preocupación por la falta de textos de calidad. Esto tiene mucho que ver con la situación que vivimos ahora”.

“Las ranas” es otra comedia de Aristófanes que critica la banalización del medio de comunicación más poderoso de aquella época: el teatro. “Existe esa conexión con la actualidad; hay paralelismos muy inquietantes, pero siempre desde el punto de vista de la comedia. Es una función muy divertido, en cualquier caso”, explica Viyuela.

Miriam Díaz-Aroca, la cantante Beth como narradora, se encuentran entre el reparto de “Las ranas”.

“El Eunuco” de Terencio (del 6 al 10 de agosto) es la tercera comedia de este bloque del festival. “El eunuco” se presenta como una comedia de enredo. Un joven fogoso con las hormonas alborotadas se enamora de una esclava. La esclava pertenece a una cortesana. La cortesana tiene un amante. El amante, a su vez, es el hermano mayor del joven fogoso, que quiere hacerle un regalo. A la cortesana. Por eso, le compra un eunuco, para poder acceder a la casa de la dueña y enamorar a la esclava…

Claramente, drama no es. Que con la canícula que se prevé en agosto, una obra ligera apetece más.

En palabras de Pep Antón Gómez, autor de la versión que se estrena en Mérida: “Son nueve personajes enloquecidos por el amor, el dinero, la pasión, el orgullo, los celos y los equívocos. Nueve personajes, y otras tantas historias que se entrecruzan en un montaje que transita sin rubor por el teatro clásico grecolatino y el musical, la comedia de situación y el vaudeville”.

Pepón Nieto, Anabel Alonso, Alejo Sauras, Marta Fernández Muro y otros actores (rostros conocidos de la pequeña pantalla) forman el elenco de “El eunuco”.

Después de este paréntesis, el drama y la tragedia volverán a inundar el escenario de Mérida. Será el turno de la obra de Shakespeare “Coroliano” (del 13 al 17 de agosto).

EDUARDO VILLANUEVA /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here