Castilblanco está revolucionado. Y no, no es porque venga Mr. Marshal, quien viene es Mr. Cora, la mente visionaria de Eurodisney, que quiere construir un megaproyecto de ocio en el corazón de la Siberia Extremeña ¿Recibirán los 1.000 habitantes de Castilblanco con alegría a los americanos?

“En la farmacia no se habla de otra cosa”, relata Rocío Luengo, que trabaja en la farmacia del pueblo. “Por un lado, la gente está muy ilusionada, pero por otro, no se lo cree. Es un proyecto muy fantástico”. Además, señala Rocío, “Necesitamos más infraestructuras como un tren y mejorar las carreteras. Es la única manera en la que podemos crecer”, sentencia la vecina de Castilblanco.

No es la primera vez que aparecen proyectos mastodónticos en La Siberia. Conviene recordar el fallido intento de Central Nuclear de Valdecaballeros. También en Castilblanco, hace unos años, cuando poco se sabía sobre la prima de riesgo, se comenzó a construir el proyecto ‘Valle de los Lagos’, un campo de golf con una urbanización de lujo y un hotel de 5 estrellas. Cuando finalizó la obra civil el proyecto se paralizó por la crisis. Con estos antecedentes, es natural que reine el escepticismos. Mientras tanto, el fantasma de la despoblación sigue avanzando.

“Cuando yo iba al colegio éramos 40 en clase. Cuando mi hermana pequeña estudió eran 10. Este año solamente ha entrado una niña nueva”, cuenta a Avuelapluma Miriam López, natural de Castilblanco pero residente en Cáceres por trabajo. “Por mi que lo hagan. Necesitamos un proyecto para no morir”, sentencia la joven, aunque también apunta que espera que lo hagan bien y “no destrocen una zona tan bonita para nada”.

La Siberia deslumbra por su belleza. Tanto deslumbra que los gobernantes, cegados por ese resplandor, han condenado a esta tierra al olvido. Los buitres, las cigüeñas negras, las nutrias o las lechuzas saludan al visitante con una tranquilidad pasmosa. Lo único que les molesta son las monterías en invierno. De hecho, la zona tiene muchas papeletas para convertirse en Reserva de la Biosfera. Mientras tanto, los pueblos continúan con su sangría pero salen algunas voces críticas que opinan que no todo vale en nombre del progreso.

“La arquitectura que se plantea no respeta el entorno natural”, dice Jana Cortina, natural de Castilblanco, licenciada en Historia del Arte y, como no, residente en Madrid. “Aquí los veranos son muy secos y creo que se tiene que apostar por un desarrollo más sostenible. La Siberia no se puede convertir en Las Vegas”.

Incredulidad e ilusión a partes iguales (sobre todo por los parados de larga duración hijos del boom de la construcción). Montar un bar, vivir de las aceitunas y quizá en un futuro de una especie de Westworld ‘made in Spain’ son las opciones de vida de los jóvenes en La Siberia. Desarrollo o barbarie.

Elsyum City, un megaproyecto en La Siberia

La empresa estadounidense Cora Alpha proyecta construir un complejo turístico de ocio llamado ‘Elysium City’ en pleno corazón de la Siberia Extremeña. En concreto, en el término municipal de Castilblanco. Este megaproyecto tiene previsto comenzar a funcionar el año 2023 y podrá acoger a 4,5 millones de visitas durante su primer año.

Se prevé que haya una fase inicial en el que el gigante estadounidense contempla una inversión de unos 3.200 millones de euros y para que la que se contratará a entre 2.500 y 3.000 trabajadores durante su construcción. Posteriormente, en cinco años, calculan que unas 5.000 personas trabajaran en el complejo.

El proyecto de ‘Elysium City’ ya ha sido registrado en la Junta de Extremadura. Fue presentado en Mérida por el director ejecutivo de Cora Alpha, John Cora, acompañado por su director general de Innovación, Sergio Fernández de Córdova. En el acto estuvieron presentes también el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y la alcaldesa de Castilblanco, María Ángeles Merino.

La extensión del mismo será de 1.200 hectáreas y contará con un parque acuático de aventuras, varios hoteles de lujo, casinos y un campo de golf con una capacidad para unas 40.000 personas. Esta iniciativa contempla diferentes tiendas de comercio minorista, restaurantes, helipuerto, estación de tren de alta velocidad.

Fases del proyecto

El centro de ocio se divide en dos fases de construcción. Para la fase 1 se prevé un centro de datos innovador; campo de golf; complejo deportivo y entretenimiento; dos hoteles de 5 y 3 estrellas; parque temático y hotel; parque acuático de aventuras. La fase 2 contempla la construcción de camping de lujo; un recinto de conciertos frente al agua; una residencia de mayores; tres hoteles de cuatro estrellas y dos hoteles de tres estrellas, así como una pista de Fórmula 1, un residencial ecuestre, una noria gigante o islas flotantes, entre otras infraestructuras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here