EuropaPress-Alzapiernas

Barandillas a ambos lados y de doble altura, pendientes menos empinadas y más anchura para la calle Alzapiernas y otras vías de su entorno, ya que actualmente, con la obra recién terminada, no cumple en accesibilidad.

La Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (OTAEx) recomienda al Ayuntamiento de Cáceres estas modificaciones para estar acorde con la ley. Este informo llegó la pasada semana al consistorio cacereño, que previamente lo había solicitado a la entidad tras la orden de la Dirección General de Accesibilidad de la Junta de Extremadura que determinó que el proyecto incumple la orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, sobre las condiciones básicas de accesibilidad y la no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos.

Tanto es así que un particular denunció y el ayuntamiento recurrió a la OTAEx para determinar cómo se debía actuar en la zona. Este nuevo informe afirma que las rampas de las calles Alzapiernas, Sánchez Varona y Zurbarán no cumplen la normativa porque tienen más pendiente de la permitida. De igual modo, la obra que se llevó a cabo en la calle Zurbarán tampoco cumple el ancho permitido en la rampa y también hay que rectificar.

Barandilla, rampas y señalización incumplen en accesibilidad

Según Salaya, no se cerrará Alzapiernas

Ahora la pelota vuelve al ayuntamiento y los técnicos municipales tendrán que evaluar el informe de la OTAEx. Una vez hecho esto, el gobierno decidirá las “pequeñas actuaciones” que se tengan que cometer.

Así, Salaya puntualizó que los errores de accesibilidad serán “menores” y “puntuales”, y que Alzapiernas no se cerrará al tránsito “ni un solo día”.

Además, explicó que “no se puede alcanzar” en cascos históricos. La escalera mecánica continuará y no se van a acometer una obra a”global” porque “no se puede castigar más al barrio” y tampoco se quiere “gastar grandes cantidades de dinero”.

Las modificaciones

El informe de la OTAEx recoge varias modificaciones en el entorno de Alzapiernas y en las calles Sánchez Varona y Zurbarán por el incumplimiento de las rampas y otras cuestiones como barandillas mal colocadas, falta de señalización o rejillas inadecuadas.

Las posibles soluciones serían eliminar el primer tramo de la rampa de Alzapiernas por escalones, cerrarla con maceteros o utilizar pintura antideslizante en ésta y en las otras rampas que incumplen la orden. De igual manera, hay que señalizar los itinerarios alternativos accesibles y las condiciones reúne cada uno para acceder a la Plaza Mayor. “Tenemos claras algunas cuestiones pero todavía no tenemos definidas las actuaciones ni el calendario para hacerlas”, declaró el alcalde.

Con respecto a la financiación europea, Salaya insistió en que si las actuaciones por las que se opte no cambian la fisionomía de la calle “no hay ningún problema con la financiación europea”. “Nuestra intención es aportar cambios de mobiliario y no de estructura”, concluyó.

El coste de Alzapiernas
Conviene recordar que las obras de Alzapiernas duraron 8 meses, lo que ocasionó graves perjuicios a los hosteleros y negocios locales.

Estas obras se realizaron gracias a fondos europeos con un presupuesto de 400.000 euros y ahora hay que comunicar a Europa esta nueva circunstancia. A esta cantidad hay que añadir los 28.000 euros que se utilizaron para construir una pasarela desde Semana Santa hasta las Ferias de San Fernando, para acoger a los turistas y mejorar la seguridad de los viandantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here