Con ánimo de discrepar /
VÍCTOR CASCO

Durante muchos años el grupo Prisa nos ha vendido al Gallardón “progresista”, el “verso suelto del PP”… Hasta que el ministro Gallardón ha demostrado que todo se trataba de una farsa y que el grupo Prisa mucha vista no es que haya tenido. Ya lo decía, de hecho, el padre del ministro, a quien le preguntaron una vez por su derechismo y contestó: “¿yo de derechas? Tendrían que conocer a mi hijo, ese sí que es de derechas…”

Y efectivamente, Gallardón hijo nos ha salido muy de derechas, muy neocon, muy reaccionario y muy conservador. De esos que quieren legislar su moral e imponérsela a todo el mundo, quieran o no. Como él está en contra del aborto, nadie debería tener derecho a abortar, por ejemplo. Ese Gallardón capaz de obligar a una mujer a proseguir con  un embarazo con malformaciones al mismo tiempo que acepta impasible todos los recortes que su gobierno ha efectuado en materia de dependencia y discapacidad. El Gallardón que cree que la gran realización de una mujer es ser madre mientras elimina ayudas a la natalidad y no cuestiona un sistema donde una mujer embarazada tiene despido seguro en una empresa. Porque, amigos lectores, el derecho a la vida del feto termina en el momento del alumbramiento. A partir de ahí no es necesario proteger esa vida: que traigan niños, muchos niños, pero en modo alguno vamos a garantizar que ese niño tenga comida, casa, estudios y trabajo. Lo importante es que nazca, luego que se las arregle como pueda, él y la familia.

Yo estoy a favor del aborto. Y además de una Ley de Plazos. Ninguna mujer quiere abortar, y cuando lo hace es por pura necesidad. Con eso me basta, y por eso prefiero legislar para que el aborto se haga en las mejores condiciones posibles evitando aquellos abortos clandestinos que se llevaban la vida de la mujer por delante o el más hipócrita “viaje a Londres” que las familias de bien realizaban en este país ante embarazos no deseados. 

Sin duda Gallardón es hoy por hoy el más torquemada de los ministros de un gobierno donde también abundan otros inquisidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here