Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

(Palomas en el Casco Antiguo)

Las palomas se han adueñado de la ciudad antigua cacereña. En muchas ocasiones pueden resultar molestas por su atrevimiento; sin embargo, excepcionalmente, sirven incluso de consuelo. Se posan junto al “cantaó” de flamenco que, solitario, llena el silencio y la soledad de las calles con sus requiebros. Acompaña al visitante guiándole por los rincones más olvidados. Se para junto a los músicos callejeros y escucha con atención los punteos y los lamentos de las guitarras. Y consuela con sus gorjeos a quienes están tristes y pasean por las callejuelas y plazas que frecuentan y alegran con sus devaneos continuos.

Ellas, aunque de manera controlada, se han ganado su derecho como habitantes de la ciudad bimilenaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here