fotonoticia_20160210121029_1280

La piedra votiva ya reposa en el Museo de Cáceres.

La lápida votiva con la inscripción ‘Lucio Cornelio Balbo (Imperatos) Colina Norbensis Cesarina Patrono’, datada en el siglo I a.c, y considerada como la piedra fundacional de la ciudad de Cáceres, forma parte ya de los fondos arqueológicos del Museo Provincial y ya está expuesta en la edificio de la plaza de las Veletas para que puedan verla todos los cacereños y visitantes.

Se trata de una pieza granítica, de 150 kilos de peso, con unas dimensiones de un metro de ancho por 95 de alto y su inscripción epigráfica en letra capital romana hace alusión a la fundación de la ciudad por su patrono, el general romano Lucio Cornelio Balbo.

Hallazgo

La lápida fue hallada en 1930 cuando se derribó el antiguo mercadillo del Foro de los Balbos con la intención de construir uno nuevo en el mismo local, para lo que fue volada parte de la muralla almohade entre las torres del Horno y de la Yerba.

Este lienzo estaba formado por sillares reutilizados y la inscripción formaba parte del arquitrabe y la jamba derecha de una puerta de entrada al recinto amurallado.

El entonces alcalde Alfonso Díaz de Bustamante la incorporó al despacho de Alcaldía donde ha permanecido incrustada en una pared de esa estancia, en el edificio consistorial de la Plaza Mayor, hasta la reciente remodelación del Salón de Plenos y del citado despacho.

La lápida fue hallada en 1930 en el antiguo mercadillo del Foro de los Balbos

Entonces se recuperó y se decidió que la población «pudiera disfrutar de este documento vivo histórico», en palabras de la alcaldesa, Elena Nevado, quien asegura que «una pieza de este calibre merecía estar en un sitio público para que todo el mundo pudiera apreciarlo».

Para su traslado al Museo Provincial ha sido necesaria la utilización de una grúa para elevarla y colocarla en una caja adecuada para el viaje que ha realizado desde el edificio del Ayuntamiento hasta las dependencias del museo, donde ya está expuesta.

De esta forma, el Ayuntamiento y la Junta de Extremadura, de quien depende el museo, han firmado un convenio para que la piedra forme parte de los fondos del centro, al menos, durante los próximos 30 años. El acuerdo recoge también que la Junta asumirá la «guarda, custodia y conservación» de la pieza y que tendrá la obligación de «restituirla» al Ayuntamiento si éste lo pidiera.

Norba Caesarina: el origen de Cáceres

El que fuera archivero municipal y cronista de la ciudad, Floriano Cumbreño, ha datado la lápida votiva entre los años 32 y 20 a.c, aunque otros estudiosos la remarcan en el 19 a.c, dado que Lucio Cornelio Balbo no recibió el título de Imperator hasta ese año, por sus victorias en el norte de África.

Según los autores del libro ‘Patrimonio Artístico del Ayuntamiento de Cáceres’, esta es una de las inscripciones que más ha favorecido la identificación de la ciudad de Cáceres como la colonia Norba Caesarina, una de las cinco que los romanos crearon en Lusitania junto a Metellium, Emerita, Pax Lulia y Scallabis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here