MENU

Sucios paisanos

Historias de Plutón
José A. Secas

Introducción: Como esta misiva la lanzo desde un semanario local y localista, sé que vas a ser un lector cacerense o cacereño de cuna o de pago (dónde paces, me refiero) y que si no lo eres me vas a leer de carambola, de chorra, en Internet y sin querer. Te voy a identificar con dos motes (algo muy nuestro, también). Uno al viejo estilo saponiano: “catovi” (si eres de nacencia) y otro de nuevo cuño: “caporcir” (si eres de Cáceres por las circunstancias). Empiezo la carta.

Queridos catovis y capórcires: sois unos guarros. También os lo puedo decir usando uno de los muchos sinónimos que tenemos en esta tierra para designar a personas sucias. Lo malo de describir una actitud humana con cualquier nombre de un animal, es que contaminamos el apelativo con cualidades y aspectos (tanto positivos como negativos) propios de ese animal. Los puercos, gorrinos y cerdos conviven y son felices entre desperdicios y barro porque se alimentan de ello y retozan en él pero… están tan ricos, son tan graciosos andando, son tan aprovechables y útiles que se lo perdonamos todo.

Los puercos, gorrinos y cerdos conviven y son felices entre desperdicios

Ahí va mi autocrítica postwomera: “allá donde fueres, haz lo que vieres”. Yo he ido a Suiza y he buscado papeleras con avidez para tirar el papel de la chocolatina. Tenía miedo a ensuciar la calle. Yo llego a Cáceres y veo cómo sus vecinos y habitantes tratan su ciudad y hago lo que veo: botellón aquí en medio y por mis santos, como pipas, chicles y caramelos, cuando estoy ahíto (ojo al apelativo, oiga) me levanto y me voy. Ahí os dejo la mierda. Me meo (aquí mismo) y contemplo como la chorrada avanza calle bajo, confluyendo -palabro de moda-. Es lo que tiene que haya tanta cuesta. Huele muy mal. Telojuropordios, huele muy muy mal. Esto es WOMAD Cáceres. Cantamos el redoble a coro.

Ya, claro, criticar es muy fácil pero… no, no piensen mal sin leer hasta el final ni repriman (intencionalmente y en diferido) mi poco exhibido espíritu (auto)crítico. Tengo propuestas. Como lo leen. Ahí las dejo, son gratis: Lo primero: educación, lo segundo: información, lo tercero: medios, lo cuarto: recompensa al comprometido, lo quinto: pena al infractor (solo los tres primeros años; luego no hará falta). Ya está. Arreglado el asunto. Solo falta que nosotros, catovis y capórcires, exijamos a los políticos que hemos votado que impulsen campañas educativas desde la escuela, informen claramente dónde y cómo deshacerse de la basura y dónde miccionar, doten de más medios y recursos a los responsables de la limpieza urbana, impulsen y estimulen un buen movimiento de voluntarios y multen a los que incumplan las reglas del juego.

Si al año que viene no se ha constituido la mesa (con Tete entre los convocados, por supuesto) por el futuro (sostenible) de WOMAD, volveremos a ser un basurero transitado por catetos y forasteros al son de las músicas del mundo. Si eso ocurre, al año que viene, me sentiré avergonzado de mis paisanos, conciudadanos y dirigentes y desearé, con toda mi alma, ser abducido por naves de Raticulín.

Anterior noticia
Siguiente noticia

Una respuesta a Sucios paisanos

  1. Juana martinez dice:

    Totalmente de acuerdo,y añado el estado de las calles y plzas debido a tanta terraza,pues generan cantidad de basura ,los propios camareros cuandon limpian las mesas lo tiran al suelo y al cliente no le importa,no se barre ni al cerrar.y las basuras aumentan,se almacena en los jardines,arriates,calles etc,y como hay tanta cuesta pues avda de la montaña abajo colon etc hasta san francisco y al marco.guarros guarros y los politicos sin pisar la calle,solo para el postureo”,en la foto.Ojala nos quitaran el titulo de patrimonio de….la basura,ruido ,incultura e incivismo.Y soy cacereña hasta la medula y me duele y me averguenza,que impresion se llevaran los que nos visitan,estaria bien preguntarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: