Los vecinos de Aldea Moret, constituidos bajo la asociación AMAM, quieren que las minas vuelvan a ser el motor de impulso económico de la ciudad y han presentado un proyecto a la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, en el que destaca su intención de rehabilitar la Mina ‘La Esmeralda’ para convertirla en “atracción turística” y que pueda ser visitada. Quieren recrear cuáles eran las condiciones de la mina y han pensado en esta porque dicen, es la que menos problemas tiene con respecto al agua subterránea. “El nivel freático es muy alto”, admite.

Su propuesta se basa en la reconstrucción del poblado minero para crear un “parque temático”, no parque de atracciones, en el sentido de recreación fiel de la vida de la mina en el siglo XIX tal y como ya han hecho en otras zonas de España como Asturias o Tarragona. El principal escollo para llevar a cabo el proyecto es que actualmente los terrenos son propiedad de la Junta de Extremadura y por eso han iniciado los contactos con las instituciones.

Según Fernández, Aldea Moret siempre ha sido la hermana pobre y sin embargo, hace siglos fue el motor de la ciudad

Así lo ha destacado el secretario y portavoz de la asociación, José Luis Fernández, días después de que la nueva junta directiva se reuniera con la alcaldesa para presentarle esta iniciativa y otras relacionadas. Y es que, además de este parque temático, pretenden que se reconstruya el antiguo parque del poblado minero que serviría de base para la creación de un jardín botánico, con las especies vegetales y animales de principios del siglo pasado. También quieren que se cree un centro documental y un museo minero.

Según Fernández, Nevado les ha dicho que de materializarse el proyecto “sería un gran logro para Cáceres”, a lo que él añade que sería una oportunidad turística muy interesante para la ciudad porque además de poder visitar una mina, el visitante podría conocer el origen de los minerales y también el origen del propio Calerizo y por ende, la orografía de la ciudad. “No solo tendrá un valor histórico sino también geológico”, especifica.

Idea reposada

AMAN surge hace tres años con el objetivo de difundir el patrimonio minero de Aldea Moret y esta nueva ejecutiva ha creído que es el momento de que la deuda que, en su opinión, tiene Cáceres con el barrio se zanje. “Aldea Moret siempre ha sido la hermana pobre y sin embargo hace siglos fue el motor de la ciudad porque en 1864 ya se exportaba el fosfato de las minas a países como Inglaterra, Alemania o Francia”, aclara Fernández.

Recuerda el secretario de AMAM que Cáceres no se entendería sin la intervención de Aldea Moret porque el tren llegó a la ciudad para poder exportar el fosfato que salía de la minería. “Fue la revolución industrial y entendemos que ahora estos proyectos pueden participar en el futuro de Cáceres porque se crearían puestos de trabajo no solo para la reconstrucción sino para el mantenimiento posterior y la atención al público”, destaca Fernández.

AMAN representa actualmente a 120 vecinos, pero su intención es captar a más personas que no sean necesariamente vecinos del barrio sino que estén relacionados con Aldea Moret o lo hayan estado en un pasado gracias a sus familiares o amigos.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here