1448297574_015838_1448619962_noticia_fotograma

Dudas de papel /
Goyo Tovar

Este mes estamos rodeados de presupuestos, que son las dudas con más papeles; las naciones, las diputaciones y nuestros cercanos ayuntamientos desenredan ilusiones para ordenar proyectos: esto es para empezar, con esto podemos remendar los alocados rotos, de allí obtendremos los mejores caudales, vendrán -seguramente- fondos prestados de aquellos sitios, gastaremos más en tal capítulo aunque reduciremos algo en ese apartado, ampliaremos, distribuiremos, así animaremos,… pero estamos en condiciones de afirmar que no habrá recortes. He ahí el discurso que, si no se cumple, encontraremos de inmediato la fuente culpable.

En este mes, una de las grandes naciones americanas -que es una nación de cincuenta naciones- acaba de elegir la persona que los presidirá; persona y personaje distinguido por sobrevolar o simpatizar con el trío KKK. No ha comenzado su poderosa función y ya está dando que hablar, que pensar y que temer; parece que dispone de una especie de virus que despierta y cultiva el odio y la exclusión de culturas y personas de color blanco… bueno, permite en algo la gama cromática que va del rubio oro al rubio zanahoria. No obstante, ha recibido felicitaciones.

En este estado nuestro, en el que parece estar prohibido pensar que pudiera estar compuesto por diecisiete estados dispuestos a convivir de manera solidaria, tenemos por conocida la cultivada tendencia de airear como patriótico y moderno el anhelo de gobernarse de manera solitaria. Yo dudo que la convivencia se solvente y asegure votando y las acusaciones develadas que afirman que con los impuestos del norte se promocionan los clientes de los bares del sur, son el perfecto alimento del desprecio vecinal. Ahora vamos a disponer de un gobierno que dice tener por bandera el diálogo para el acuerdo; quizá cansado de hacerse el sordo.

Iniciamos el mes con el truco y el trato, y apetece terminarlo con el trato y el truco al modo Black Fryday. Entre tanto, la gente que se dedicó a romper dice ahora preocuparse por coser. También pienso que una gran y floreada corona puede servir para cubrir el más desvergonzado boquete. Aunque no haya terminado, lo que se nos ha dado a conocer en este penúltimo mes del año parece una muestra negra de lo que nos pueda ocurrir en el cercano futuro.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here