El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha avanzado que el desconfinamiento de la población se realizará “a cámara lenta”, y ha advertido que “no va a ser homogéneo cuando llegue”, sino que a lo largo de las próximas semanas y meses habrá una actividad progresiva” y distinta  por municipios y zonas.

Fernández Vara se ha pronunciado de esta forma  tras mantener una reunión por videoconferencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes autonómicos para tratar sobre la situación del coronavirus en el país. Una reunión en la que se ha tratado sobre cómo se va a realizar vuelta de los niños a la calle a partir del 27 de abril. En su intervención, el presidente extremeño ha llamado a ser “muy cautelosos y prudentes ” en este proceso, ya que “todavía hay contagios y todavía hay fallecimientos”. 

Vara ha señalado que en esta reunión ha propuesto que la salida de los niños a partir del 27 de abril sea hasta los 14 años de edad, “puesto que es la edad pediátrica”. En cualquier caso, el dirigente socialista ha avanzado que los detalles de esta salida de los niños se tratará en una reunión este lunes entre el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los consejeros de las comunidades autónomas.

Los mayores, el mayor riego

Por otra parte, y respecto a la situación de las personas mayores, el presidente extremeño ha avanzado que “es el asunto más delicado”. “Yo no me atrevería a desconfinar a los mayores si no tuviéramos la sanidad que tenemos”, ha destacado Fernández Vara, quien ha mostrado su “confianza ciega” en los médicos, enfermeros y trabajadores de los centros de salud, “que van a ser la piedra filosofal sobre la que va a girar gran parte del futuro”.

En este punto, Vara ha reafirmado el “importantísimo papel” que debe tener la Atención Primaria en la desescalada, ya que “no puede haber desescalada si no hay un absoluto control de la situación”, y en este caso, en el diagnóstico precoz, las decisiones de aislamiento y la monitorización de los casos tendrá un “gran protagonismo” la Atención Primaria.

Incidencia en la salud mental

Finalmente, el presidente extremeño ha expuesto su preocupación por la salud mental de los ciudadanos, ya que “hay mucha gente que lleva mucho tiempo metida en casa, algunos con problemas médicos, y a los que hay que ajustarles dosis y necesidades”. Por eso ha considerado que “en cada momento de esta crisis van a aparecer actores que van a pasar a ser actores principales”. Hay que estar preparados para las consecuencias y los cambios porque “esta es una crisis con un componente emocional muy grande”, ha expresado Fernández Vara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here